Martha Cleci: “Marta para nosotros fue y será siempre la escritora, amiga, la gran madre”

La Presidenta de Sade Chivilcoy, Martha Cleci y un sentido recuerdo a Marta Josefa Invernoz.

“Para hablar de Marta realmente se necesita mucho tiempo porque una mujer emprendedora como ella, tan luchadora, una guerrera como decíamos nosotros. Tuvimos esa gracia de tenerla entre los chivilcoyanos en varias instituciones, desde la SADE nos sentimos honrados por haberla tenido en varios cargos de la comisión directiva, terminando así en la actualidad como Secretaria de prensa y difusión de la Sociedad Argentina de Escritores”, resaltó Cleci.

Y destacó: “Una persona que hacía su trabajo en forma silenciosa en lo que respecta a nosotros, luego pasaba todo por computadora, de alguna manera cómo arreglaba las cosas, uno con esas personas estamos tranquilos porque sabemos lo que hacen, sabemos de su impronta, de su conocimiento no solamente a través de los libros y de las filmaciones que uno pueda mirar y aprender sino de la vida propia, de su experiencia”.

“Como todos sabemos, Marta fue una gran militante y en épocas difíciles de la Argentina. Se ha construido como un caparazón, que aparentemente no le atravesaba nada pero dentro de ese caparazón estaba un ser humano, sufriendo, en una cárcel. Una persona que salió para volver a las cinco horas a su casa y regresó recién a los cinco años”, señaló.

E indicó: “Imagínate que en esos cinco años han ocurrido muchísimas cosas y ella ahí adentro sabiendo tolerar, soportar una angustia tremenda. Eso, sirvió para que nosotros aprendiéramos mucho de Marta, con sus relatos de su propia historia”.

“Una gran madre, que en estos días en que ella estaba luchando por su vida, sus chicos fueron realmente dos leones, tanto Iván como Yamil. Ellos supieron qué hacer, nos tenían bastante tranquilos, sabíamos que todo estaba complicado hasta que llegó el momento”, esbozó.

Asimismo, manifestó: “Todo el pueblo lo sabe, el martes fue una despedida muy emotiva, en principio nadie iba a bajar de sus autos por razones lógicas, estamos en pandemia”.

“Luego, cuando nos enteramos que ya los chicos traían sus restos, reducidos, en una urna sellada, quién sostenía a la vascada y a los escritores. Entonces, la misa se hizo al aire libre frente a la Iglesia”, mencionó.

Y agradeció “muchísimo a todos los que han colaborado, más aun a la casa vasca, al Beti Aurrera que se puso todo al hombro y en forma conjunta con los escritores que podíamos organizamos porque los chicos desde allá nos dijeron no podemos organizar nada”.

“Las banderas a media asta en la Sala Alfonsina Storni y en el Centro Vasco Beti Aurrera, pasaron sus restos por la casa bendita de ella, ese Centro Vasco y se le ha rendido, estoy segura, el homenaje que realmente Marta se merecía”, consignó.

“Marta fue una persona pública, fue concejal de la ciudad de Chivilcoy por su partido político, una gran docente, justamente los chicos entraron por la escuela en la que ella fue directora, la bendita escuela de chapa como decimos, la número 28 y desde ahí partió la caravana así el centro”, repasó Cleci.

“Nunca imaginamos que iba a ser tanta pero tanta gente, tantos autos”, exclamó, aunque valoró: “Era una persona muy querida y muy respetada, que su historia nos conmovió siempre y siempre había algo más para aprender de Marta. Entonces, quién podía dejar de ir a pesar de ser un momento de tanto dolor para nosotros”.

“Hay un detalle, en la camioneta piloteada por otra vasca, Cata Ibañez, iba atrás Rocío con los tres perros de Marta, cuando los chicos vieron eso los perros se abalanzaron. Fue algo que salió de la gente espontáneamente un aplauso”, contó.

Además, Cleci expresó: “Marta para nosotros fue y será siempre la escritora, amiga, la gran madre, más allá de que se pueden tener defectos porque somos seres humanos, Marta siempre supo salir adelante a pesar de todos los obstáculos que ha tenido durante su vida. Esa mano, ese abrazo de amiga cuando uno lo necesitaba, Marta aparecía, no sabíamos de dónde y por qué, si se había enterado o alguien le había contado pero ella estaba. Nadie se va a olvidar”.

“Marta para nosotros va a ser siempre la vasca, la pepa porque no solamente se compartían momentos agradables y una fiesta sino que yo subía al auto para ir a retirar premios de los chicos, trabajos de los más jóvenes y Marta estaba ahí en la esquina esperándome. Todas esas cosas, durante años, muchísimos años uno no puede olvidarse de una persona así. Dejaba todo lo que tenía, arreglaba sus cosas, sus horarios, sus compromisos para poder viajar con nosotros y no era la persona a lo mejor que iba a recibir el premio o a hacer uso de la palabra, ella iba a acompañar”, esgrimió.

“Es difícil encontrar personas así por eso, Marta siempre estuvo con nosotros, en cualquier foto que veas va a estar Marta, aunque sea atrás, en el fondo, sentada, en medio del público. A su trabajo lo tomaba así, el acompañamiento y eso también lo aprendimos con Marta”, añadió Cleci.

Por último, subrayó: “El recuerdo hermoso que vamos a tener siempre de ella, de todas sus acciones, de una persona que ha luchado por lo que ha querido y gracias a Dios y a ella, hay Invernoz para rato, ha dejado dos muchachos divinos, preciosos, que saben desempeñarse en la vida porque justamente son hijos de Marta”.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: