top of page

Mi objetivo primordial fue trabajar para la gente, norte que nunca perdí

La Consejera Escolar, Leticia Berdugo, cerró 8 años de trabajo por y para la comunidad educativa que comenzó en diciembre de 2015 y concluyó el mismo mes pero del corriente año. En el acto de asunción de los nuevos consejeros escolares, Berdugo recibió un reconocimiento como consejera escolar saliente no solamente con una plaqueta recordatoria si no principalmente por el cariño de sus pares y público presente.

Entrevistamos a Leticia Berdugo en Radio del Centro con la intención de hacer, a grandes rasgos porque 8 años es mucho tiempo, un balance laboral y personal de su paso por el Consejo Escolar de Chivilcoy.

 

-¿Cómo fue el cerrar este extenso ciclo laboral?

-Hubo una renovación, como sucede cada dos años en los procesos eleccionarios, donde en esta oportunidad me toca cerrar un ciclo de trabajo largo, de 8 años, pero lindo muy gratificante. Cuando empecé a armar toda la documentación en relación a dejar todo en óptimas condiciones para que los consejeros escolares encargados de llevar adelante las áreas que manejo puedan encontrarlo de la mejor manera y de forma prolija. No obstante, saben que cuentan conmigo porque mi teléfono sigue abierto por si necesitan alguna orientación debido a que son muchos años y la institución se va formando en base a las costumbres como asimismo modismos de las personas. Hay que estar predispuestos, tenemos la madurez y adultez que se necesita para ejercer la función teniendo en cuenta que somos funcionarios públicos y si pusimos la energía para realizar gestiones, es la misma energía que debemos poner para hacer el correspondiente traspaso.

 

-¿El repaso por éstos 8 años?

-Fueron 8 años largos, realizando una retrospectiva fue mucho trabajo aunque muy feliz por todos los logros, es muy difícil resumirlos en minutos o pocas palabras pero está a la vista de toda la comunidad educativa aquello que se fue consiguiendo en este período de tiempo. Arranqué como un gran desafío siendo consejera escolar en 2015 tras un cambio de 12 años de un mismo gobierno nacional, provincial y municipal, me tocó ser consejera escolar de la oposición de los tres niveles con un cambio de paradigma completamente distinto en cuanto a lo ideológico y a las nuevas propuestas que traía un nuevo gobierno, fue una tarea difícil aunque siempre me propuse desde el primer momento estar a cargo del SAE que a muchos daba temor por tratarse de un área muy sensible donde se da de comer a nuestros niños y niñas en situaciones de vulnerabilidad social, no es una tarea menor si no de mucha importancia pero cuando asumí lo tomé como un gran desafío no solamente por el área sensible que era si no por el contexto social existe en esos años 2015/2016.

 

-¿El período al frente del SAE?

-Mi objetivo primordial fue trabajar para la gente, norte que nunca perdí, despojada de chicanas políticas y mezquindades personales donde no me importaba si mi gestión en ese instante hacían quedar bien a un gobierno de la provincia de Buenos Aires, no era lo que me interesaba si no que el plato de comida llegue de la mejor manera a las escuelas donde pudimos incorporar a una nutricionista porque en el Consejo Escolar no existía esa figura, así que presenté un proyecto en enero de 2016 una vez ingresada fue aceptado e inició mi trabajo para tratar de conseguir esa vacante en la provincia. El pedido no fue viable, la provincia nos rechazó el proyecto pero no me quedé conforme porque si bien no pertenecía al mismo espacio del intendente, igualmente fui a golpear las puertas del municipio donde me atendió de la mejor manera el Dr. José Caprara y el Dr. Juan Manuel Iglesias que en ese momento estaba a cargo de APS, quienes me facilitaron a una nutricionista como es Georgina Neris y los cambios en alimentación, con un recurso bastante escueto, fueron muy notorios e incluso desde ciudades vecinas nos consultaban sobre la manera de llevarlo adelante.

En el cierre de las escuelas de verano se acostumbraba a ofrecer comida no tan saludable y pasamos a ofrecer una mesa de frutas, fue un gran desafío pero se presentó de una manera tan divertida desde lo lúdico que nos dejaron sin una manzana, fue un éxito. Así arrancó un proyecto que año tras año se fue mejorando y estamos hablando actualmente de un Servicio Escolar Alimentario de Chivilcoy que es de excelencia. Todo se fue puliendo de la idea original dando forma hasta la actualidad.

 

-¿Se puede decir que fue un antes y un después?

-Fue cambiar la estructura de toda una alimentación basada solamente en hidratos de carbono e incorporando otros alimentos merced a la nutricionista. Como consejera escolar tenía la responsabilidad del área pero soy licenciada en Trabajo Social y mi tarea no pasaba por ahí, tenía una idea pero me parecía muy atrevido de mi parte el intervenir en un menú escolar. Se me ocurrió poder sumar una nutricionista e incorporar hábitos saludables de alimentación en las escuelas y en los cierres de las escuelas de verano.

Hubo que hacer mucho sacrificio porque el per cápita siempre fue insuficiente, no un valor un valor abundante pero hay que saber administrarlo, no solamente fue incorporar nuevos hábitos si no también ser muy eficientes en la administración que, en tal sentido, el Consejo Escolar siempre optimizó el recurso, no mal gastó el dinero si no que se utilizó de la manera correspondiente y como indica el Tribunal de Cuentas una cuestión que debería ser moneda corriente, más cuando se trata de dinero público, pero vale la pena enaltecer la tarea realizada en el aspecto económico que varios organismos públicos deberían imitar.

 

-¿La gestión en Transporte?

-Hice una última gestión que enviamos en diciembre, pedido que llegó aprobado y dejando tarea al nuevo consejero escolar a cargo de la comisión en relación a realizar su primer contrato para una última incorporación de niños que pidieron el transporte escolar por cuestiones de salud, padres que se mudan a zonas rurales y son nuevos puesteros de campo, no quería dejarlo al consejero ingresante si no terminar mi gestión trabajando porque es mi manera de desenvolverme.

Con esta gestión culminada ascienden a 570 los alumnos que se encuentran siendo transportados y cuando asumí en la comisión había alrededor de 280 hace 6 años atrás pero si incorporó la difícil gestión de la Escuela Agraria, hay dos micros con la totalidad del alumnado. También hubo un incremento notorio debido a al situación desfavorable que venimos atravesando y que no es ajena debido a que muchas familias que contaban con un auto o moto se fueron empobreciendo requiriendo del Servicio de Transporte Escolar, una realidad que enfrentamos a diarios en el Consejo Escolar que como funcionarios públicos debemos tener empatía ante esta clase de situaciones y lo digo por un lado contenta que se pudo hacer la gestión ante un Consejo Escolar que nunca se quedó de brazos cruzados aunque también con el sinsabor y amargura de una situación económica y social que nos preocupa mucho a nivel nacional.

 

-¿La tesorería?

-El Consejo Escolar es pieza fundamental de un grane engranaje que de no funcionar de manera pareja no se pueden obtener buenos resultados como está sucediendo actualmente. Hay una provincia presente que regularizó los pagos pero no solamente basta con ello si no que también tiene un papel preponderante la labor y gestión del cuerpo de Consejeros Escolares porque la partida presupuestaria puede estar en una primera instancia asignada que obedece a una promesa de pago y posteriormente llega el depósito que si no están hechos los contratos, licitaciones, expedientes de compra y de pago con la documentación que requiere el proceso administrativo claramente no llegarían los recursos a Chivilcoy.

El Consejo Escolar de Chivilcoy es uno de los primeros en la provincia de Buenos Aires con los balances al día como corresponde y nos caracterizan por la transparencia de trabajo.

 



1 Comment

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Guest
Dec 16, 2023
Rated 5 out of 5 stars.

Hermosa nota!

Like
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page