top of page

“Mientras las compañeras sigan muriendo a los 35 años no podemos hablar de avances significativos”

La coordinadora de ATTA (asociación de Travestis Transexuales y Transgéneros de Argentina) Chivilcoy, Victoria Ocampo, repasó lo ocurrido en el conversatorio que se llevó a cabo en el marco del Día Internacional del Orgullo LGTBIQ+, con el objetivo de visibilizar los derechos del colectivo y seguir construyendo herramientas para prevenir y eliminar la discriminación y violencia, que tuvo lugar en el CUCH.

Entrevistada en Radio del Centro, se refirió a los avances en materia de derechos adquiridos aunque asimismo aquello que todavía falta por conseguir.

“La lucha no termina, mientras haya compañeras que sigan muriendo a los 35 años”, subrayó en principio, y agregó: “Más allá de que tenemos leyes de avanzada, sabemos que queda mucho por hacer. Es importante seguir generando conciencia al respecto”.

-¿Sirve el hecho de tener una coordinación de Diversidad Sexual?

-Todo lo que signifique conquistar derecho por supuesto que son todos avances en cuanto al colectivo LGBT y por principalmente hacia las feminidades trans que son las más vulneradas. Tener una coordinación de Diversidad Sexual en la ciudad es bienvenida, nos encontramos trabajando en conjunto.

-¿Cómo está Chivilcoy en cuanto al cupo laboral trans?

-Chivilcoy no es parámetro porque aquello que está sucediendo en el resto de la provincia de Buenos Aires, que tengamos el cupo laboral y se esté implementado, que año tras año vayan ingresando compañeras como está pactado, solamente ocurre en nuestra ciudad.

Solamente es el municipio quien está dando respuesta al cupo laboral para personas trans y notamos que alarga la vida porque tenemos un promedio de vida de 35 años, por falta de acceso a muchas cuestiones y entre ellas el trabajo registrado.

Las compañeras trans femeninas tienen como destino la prostitución que sabemos trae muchas otras cuestiones como la drogadicción, alcoholismo e incluso las matan. El cupo laboral viene a alargar la vida a las compañeras y darles un proyecto porque sin trabajo registrado no se puede planificar absolutamente nada.

Tenemos varias dependencias en Chivilcoy, tanto nacionales como provinciales, donde todavía no se abrió el cupo para las compañeras y compañeros.

-¿Qué significa cupo laboral trans?

-Cuando abren el cupo laboral, otra de las cuestiones a tener en cuenta, es brindar posibilidades a la persona que no la tiene, la compañera que está parada en la ruta sin secundario, sin estudio y de otra forma no puede acceder a un trabajo registrado.

Cuando militamos el cupo laboral en Chivilcoy no pedimos se tenga en cuenta el nivel de estudio y si le solicitamos el título secundario, que sepa hablar inglés, que cumpla el perfil para trabajar en determinados lugares y demás, estamos limitando el acceso y ya deja de ser cupo laboral para convertirse en currículum.

-¿A qué obedecen los avances?

-Claramente hay un trabajo que venimos desarrollando, ahora se ven los resultados de nuestra lucha. Todo lo que se consigue para el colectivo trans específicamente es a través de una lucha porque nada llegó por arte de magia, son derechos conquistados. Cuando hubo que pelear, peleamos; cuando hubo que gritar, gritamos; cuando tuvimos que salir a la calle a visibilizar que el cupo laboral no se cumplía, lo hicimos; ahora que el cupo laboral se cumple también salimos a decirlo.

-¿Cómo impacta en la vida de una persona trans el tener trabajo registrado?

-Evangelina Giménez no tiene el secundario terminado, fue la primera que ingresa a trabajar como mucama al Hospital Municipal por el Cupo Laboral Trans, dejando de prostituirse para ingresar al nosocomio. Una vez que tiene su trabajo registrado puede terminar el secundario siendo abanderada de su promoción, ya egresada deja de ser mucama y pasa a ser administrativa y actualmente es enfermera. A partir de su trabajo registrado, empieza a proyectarse, progresar y mejorar su calidad de vida ya teniendo su trabajo registrado.

Tener trabajo registrado y un ordenamiento del día a día, esa responsabilidad de tener que cumplir un horario, lógicamente ordena la vida de las personas porque cuando se está ejerciendo la prostitución lo único que se hace es dormir durante el día porque a la noche hay que ir a trabajar.

La compañera que falleció quitándose la vida en plena pandemia, Pilar Albarracín, nos pedía trabajo porque estaba cansada de ‘hacer estomago’ y significa bancarse al tipo que viene sucio, que viene borracho, al que no te gusta, es violento. Cambia mucho la vida al tener un empleo formal y registrado.

-¿El Consultorio de Diversidad?

-El Consultorio de Diversidad se encuentra funcionando en el CAPS Unión todos los miércoles de 17 a 20, tenemos un espacio para dialogar de las problemáticas diarias e incluso proyectamos la película ‘Yo nena, Yo princesa’ más la atención médico, psicológica, de enfermería, es básicamente el consultorio.

-¿Cuesta aún tener el acceso a la salud fuera de vuestro consultorio?

-Mientras las compañeras sigan muriendo a los 35 años no podemos hablar de avances significativos pese a los progresos que se obtuvieron y obedece también a esa falta de acceso a la salud. Todavía el sistema de salud no está capacitado para trabajar con las mujeres trans, no saben como son nuestros cuerpos, desconocen de que se trata el aceite de avión, los médicos no tienen ni idea pero tampoco hubo voluntad para informarse al respecto.

Merced al Consultorio de Diversidad, la comunidad conoce a Victoria Ocampo y entendí la importancia de visibilizar las distintas problemáticas y a el debo mi presente, pero somos las primeras personas en pretender que los Consultorios de Diversidad dejen de existir porque significará que el sistema público de salud es amigable con todos los cuerpos.

Tenemos un sistema público gratuito de salud pero las travestis no podemos ir para que nos atiendan como cualquier otra persona y por eso, tenemos un Consultorio de Diversidad para ir a atendernos, pero ya no debería suceder.

-¿El objetivo es poder ingresar al empleo formal por fuera del cupo?

-Las personas trans somos capaces de poder desarrollar cualquier actividad que se nos proponga, capaces de llevarla adelante y desarrollarlas normalmente como cualquier otra persona pero nos faltan posibilidades. El Cupo Laboral viene a darnos esa posibilidad que de otra forma no tendríamos por qué quien da trabajo a una travesti. El concepto social que se tiene de una travesti pasa porque es quilombera, drogadicta, prostituta y quizás hasta ladrona. Cuando nos miran somos todas travestis es lo único que miran y no el resto de las cualidades.

Me encantaría observar a una compañera trabajando en un supermercado de cajera y en también en otros rubros. Hace algunos días viví un hecho revolucionario en el Hospital donde estoy como supervisora de enfermería. Un sábado donde hubo dos o tres accidentes consecutivos, tengo que ir a la guardia a recabar la información de los pacientes siniestrados y estaba Evangelina Giménez como enfermera y luego viene Sara Ledesma, tres travestis trabajando en el mismo lugar. Jamás en la vida pensé que iba a poder vivir una situación de tales características cuando inició todo el proceso del cupo laboral.






Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page