top of page

“No se puede hacer una persecución alocada y sin sentido cuando"

El fallecimiento del joven motociclista Maximiliano Delasavia de 18 años de edad, producto de las heridas sufridas tras colisionar contra una camioneta el pasado viernes en la intersección de avenida Güemes y calle Bomberos Voluntarios, reavivó la polémica en relación al procedimiento en los controles de tránsito tanto el desempeño de las fuerzas de seguridad como asimismo también el comportamiento del infractor.

Opiniones cruzadas en torno a lo sucedido con personas apuntando contra el proceder de diferentes infractores que escapan a los operativos vehiculares sin detenerse ante la voz de alto del personal de seguridad como asimismo vecinos criticando el accionar de Tránsito, Guardia Urbana o Policía por ‘perseguir’ a las personas que evaden un control y solicitando en tal sentido otra manera de desenvolver la tarea.

Por tal motivo, decidimos desde La Campaña consultar al ex Secretario de Seguridad y Comisario Mayor, Carlos Perillo, en relación al protocolo a seguir por las fuerzas de seguridad ante la evasión de un presunto infractor al control en un operativo de seguridad.

En tal sentido, Perillo manifestó: “Desde hace mucho tiempo a raíz de los distintos eventos que hubo donde resultó lesionado el personal interviniente como asimismo el infractor tanto en un delito como asimismo en una contrevención y ocasionales transeuntes, las distintas academias y capacitaciones que se hacen obedecen específicamente que ante la visualización de una infracción (en este caso de una contravención) ante todo el personal que lo constata debe accionar la sirena y la valiza para que el infractor entienda es hacia él a quien va dirigida la interceptación, caso contrario, puede desconocer que el vehículo persecutor pertenece al estado”.

“Inmediatamente se comunica al centro de operaciones quien va a cargo del móvil y solicita colaboración para informar acerca de las calles de circulación del infractor a una distancia prudencial para evitar cualquier situación de daño al infractor, a terceros y a sí mismos”, puntualizó el ex funcionario.

Por otro lado, Perillo esgrimió: “el estado, amén de las infracciones que en el transcurso de este recorrido produzca el supuesto imputado no puede cometer las mismas infracciones, evitar la posibilidad de circular en contramano y mantener la distancia prudencial con la sirena y valizas colocadas permita que el individuo, con ayuda de otros móviles que vayan concurriendo a medida que el encargado del centro de operaciones los convoca, desista de su accionar”, y esbozó: “Es el ABC de las situaciones de tales características y no se puede perseguir como un acto voluntarista donde se maneja un móvil del estado para hacer aquello que al personal actuante se le ocurra”.

“El estado debe tener profesionalismo y demostrarlo en cada uno de sus actos incluyendo el respeto por las normas legales como asimismo la capacidad operativa que tiene el estado para hacer cesar al infractor.

Por otro lado, se puede labrar una infracción y a posteriori proceder con la solicitud al Juez de Faltas el allanamiento y secuestro de la moto”, precisó.

Acto seguido, sostuvo: “No se puede hacer una persecusión alocada y sin sentido ante un evento de tal naturaleza cuando el estado cuenta con las cámaras, con un sinnúmero de móviles y elementos de comunicación e incluso con la instrucción de actuaciones para el posterior secuestro de la moto de existir una fuga”.

“Hay que privilegiar por sobre todas las cosas la vida de los involucrados y de terceros que en caso de producirse un choque y embestir a una persona ajena a la situación después quién se hace cargo de ese eventual homicidio culposo o lesiones. Es muy importante la capacitación y utilización de todos los medios del estado siempre haciendo la persecución a una distancia prudencial siempre con valizas y sirenas colocadas”, cerró.




Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page