top of page

“No tengo el número exacto pero desde que estoy trabajando hice más de 4000 ejemplares"

Editorial Sophie realiza, desde hace 5 años, ediciones y reediciones de libros bajo demanda. El responsable de la editorial cuyo nombre proviene del francés que significa sabiduría.

Así lo explicó, el responsable de la Editorial, Diego Montivero en una entrevista que mantuvo con Radio del Centro.

Entre los autores locales publicados se encuentran: Daniel Casas, los participantes del Taller Flotante, Stella Soria, ‘Chiqui’ Excoffier, Romina Albanesi, Martha Rocha, Cielo Mastrantonio, entre otros reconocidos literatos como asimismo también publicó obras de escritores noveles.


-¿Cómo surge Editorial Sophie?

-Surge desde la desesperación, me encuentro que voy a ser padre, estaba estudiando el primer año de una carrera y en la búsqueda de cómo sustentarme, encontrar un medio de vida pero asimismo hacer algo que me gustara. Por lo tanto, me pregunté qué tan difícil puede llegar a resultar el hacer un libro, revisé mi biblioteca, mirar los detalles de cómo sería realizarlo. Conseguí el PDF del libro Opio de Costeau con las ilustraciones y estuve dos semanas tipeando para saber cómo era hacer un libro, fue como una especie de tesis. Realmente me agradó mucho, la parte más tediosa es estar atento a cuestiones gramaticales, que no se escapen errores, pero es muy lindo.


-¿Qué te acercan los escritores?

-El original tipeado en word y en mi caso me encargo de diagramar el libro con la página de legales, buscando la estructura en conjunto con el escritor porque hay diferentes criterios que respeto mucho. Una vez hecho, se comparte el resultado final con el escritor para conocer si hay detalles o no. También se trabaja la tapa que de ello se encarga Santiago Mundo, es lo único que se terceriza que trabajamos con gráfica, el resto en mi casa de manera artesanal.


-¿Es lo mismo hacer un libro de cuentos, una novela, uno de poesías?

-Cambia el proceso pero es tedioso para que el que escribe. En mi caso, no tengo inconvenientes de trabajar cualquier género e incluso ensayos, biografías, estoy abierto a poder realizarlo y que se publique. Es el escritor quien debe adaptarse al proceso y sus tiempos.

Los tiempos del proceso dependen también de la cantidad de ejemplares, ya que no es lo mismo hacer 10 o 20 libros que hacer 100 porque no tengo una encuadernadora para hacerlos de forma automática si no que trabajo de manera manual, es imprimir carilla por carrilla, doble página, encuadernar los libros, sacarlos, plegar las tapas y cortarlas, volver a pegarlos.


-¿La iniciativa superó las expectativas iniciales?

-Sí porque arranqué para hacer libros que una persona no pudiera conseguir y hacerlos a través de tener un PDF, pero tuve que dejar de tomar esos pedidos porque fue tanta la demanda de escritores en Chivilcoy que realmente mi iniciativa resultó mucho mejor de lo esperado. No tengo el número exacto pero desde que estoy trabajando hice más de 4000 ejemplares que es muchísimo porque los hago a mano.


-¿Cómo editor te involucrás en las publicaciones?

-Trato de no ser tan partícipe en la estructura o en la forma porque puede cambiar muchísimo aquello que el autor quiere decir, así que trabajo a la par del escritor para que realmente pueda expresar su idea o con una imagen. Generalmente el escritor viene con una idea de su libro y además en mi caso soy muy relajado en relación a que si quiere decir algo que lo diga.

En este momento me encuentro trabajando con tres formatos, ya si me piden un libro de otro tamaño trato de pelearla para que se haga en uno de ellos principalmente para no enloquecerme, se me hace más práctico y demanda menos tiempo al escritor tener su ejemplar. Hice libros de bolsillo, quedan muy bonitos pero son más difíciles de realizar.

-¿El primer libro diagramado?

-El primer libro que edité fue de mi amigo Lorenzo Schillizzi de Bragado, me dio vía libro en la estructura. Se trata de un libro de poemas y me permitió acomodarlo como deseaba. Tengo el recuerdo de estar tirado con todas las impresiones y empezar a diagramarlo, una libertad que pocos me dieron pero que tampoco quiero tener en demasía porque todo es muy subjetivo y existe responsabilidad al respecto.

Por eso, siempre que termino la edición envío al escritor un PDF para revisarlo juntos antes de publicar.


-¿En alguna oportunidad sugeriste sacar algo de un libro?

-Está la idea de la editorial y la bajada de línea, de hecho me encontré con libros con los que no compartía absolutamente nada pero en esta idea de las voces del pueblo se hacen igual. De mi parte siempre está la mejor predisposición para hacer aunque las ideas puedan chocar.


-¿Cómo es hacer un libro fusionando el texto con imágenes, dibujos?

-El libro de Costeau tiene 43 ilustraciones y también lo elegí para diseñarlo no solamente para tipear y evaluar la cuestión gramatical si no también cómo diagramar para poder sacar la imagen. Si el libro es con imagen, el escritor tiene que cederme el material y determinar si esas imágenes tienen buena calidad, en ocasiones tengo que trabajar con Santiago (Mundo) y si la foto no es buena debe de digitalizarla.

Con un libro de ‘Chiqui’ Excoffier nos pasó que tenía ilustraciones de Lorenzo Schillizzi y la idea en principio era que las mismas sean a color pero la calidad de las fotos no era buena así que resolvimos hacerlas en blanco y negro para poner dentro del mismo de texto, llegando a un común acuerdo con el escritor en tal sentido.


-¿Cómo empezó el año laboral 2023?

-Continuo trabajando y últimamente entregué una tanda de libros a Daniel Casas, además este año se viene una nueva colección del taller flotante así que tendré bastante tarea porque cada escritor tiene su propio libro pero muy agradable porque existe una metodología de trabajo, se hace de a tandas y a medida que se hace, se avanza.

No me molesta hacerlo porque realmente disfruto de llevarlo a cabo pero imprimir un libro tiene todo un proceso que demanda tiempo y mientras se hace una cosa, hay que realizar otra, es mucho el trabajo que existe detrás de un libro terminado.


-¿El arte en tu vida?

-Me atraviesa mucho el arte, la música, el dibujo, la cultura, la vivo realmente. Soy escritor aunque nunca publiqué y en el encontrar la idea, los libros me parecieron que eran ese camino a seguir. Es todo un proceso porque tuve etapas de desencuentro con la literatura, me frené, luego encontrar otra vez la motivación, preguntándome si quería seguir o no, no es tan sencillo pero siempre se encuentra la motivación.


-¿Entender al escritor es una ventaja al momento de trabajar?

-El hecho de querer ser escritor me lleva a generar otro clima con quien se acerca con la intención de publicar su obra, de tener su libro. El trato no es únicamente comercial porque al atravesarme el arte, el trato con el escritor es mucho más humano y no es únicamente hacer un libro. En el proceso de ese libro, existe una interacción con el otro que es sublime y caso contrario, no tendría sentido. No es solamente hacer el libro y listo, si no que hay todo un diálogo y un proceso creativo con el escritor.


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page