top of page

“Nuestra distribuidora sigue muy arraigada a la bebida porque hay mucho para trabajar todavía”

Romina Caballo nos cuenta la historia detrás de Distribuidora Independiente, un legado familiar que decidió tomar de su padre, Alcides Caballo, reconocido comerciante de la ciudad que inició la distribución con Coca Cola y Quilmes, hace unos cuantos años atrás, en su tradicional dirección de la avenida Güemes.

En diálogo con Radio del Centro, Caballo manifestó que actualmente cuenta con el apoyo de su papá, de Brian -una persona que hace mucho trabaja con ella- y de su hermano, que hace seis meses también está en la distribuidora.


-¿Qué es Distribuidora Independiente?

-Es la empresa que heredé de mis padres. Estuve durante 15 años trabajando en relación de dependencia pero después de tener a mi segunda hija decidí dar un vuelco a mi vida laboral, pedí la posta a mi papá debido a que en ese momento estaba con ganas de dejar la distribuidora e incluso en estructura estaba bastante vacío. Asumí el desafío de continuar el negocio en el que me crié en la década del ‘90 donde todo se manejaba de otra manera porque no existía el mundo globalizado y de conexión que actualmente tenemos.

Mi papá seguía arraigado a una estructura que ya no tenía y por suerte confió en mí dándome la posta para poder continuar. Hace ya 13 años que la distribuidora está con la nueva imagen y vengo manejando a mi criterio con un equipo de trabajo que me acompaña porque nada se hace solo.


-¿Fue repentina la decisión o venías pensando en ponerte al frente de la distribuidora?

-Siempre lo pensé y de hecho tuve anteriormente trabajos donde aprendí muchísimo de administración como asimismo de negocios, una suerte porque poder trabajar años anteriores en algo que me proporcione tanta experiencia para después manejar el negocio propio es muy importante. Ya venía pensando en ponerme al frente de la distrubuidora y hace 13 años junto al padre de mis hijas que me acompañó muchísimo empezamos a trabajar fuerte al respecto e ir hacia delante para conseguir marcas como asimismo atender a toda la cartera de clientes que mi papá tiene desde hace 50 años.


-¿El punto de partida personal en la faz comercial?

-En el año 2013 había teniendo a mi hija menor, estaba en mi casa y observaba mucha televisión mirando todo el tiempo una publicidad de Placer, un agua saborizada de una embotelladora de Virrey del Pino de Manaos. Empecé a llamar a todos los teléfonos que había encontrado hasta que me llamó un vendedor de la zona y le expliqué que en Chivilcoy no existía ese producto. Así que, me fui a la fabrica a mantener una reunión en la empresa, viajé con mi hija que era un bebé en ese momento, me presenté y me atendió el dueño, que para mí sorpresa fue distribuidor de Bieckert con mi papá. La historia de lucha que me contó, me motivó a participar con él de pelearla con esa segunda marca.

En ese momento no tenía nada y me ofreció un equipo entero con 26 paletas de todos los productos, confió en mí dejándome el equipo en la distribuidora para que cuando terminara de venderlo se lo pagara y lleve otro. Así empezamos y cuando trajimos Manaos a Chivilcoy la mayoría nos decía que no tenía lugar en la heladera ni en la góndola hasta que de a poco fue creciendo y resultó lo más difícil de incorporar. Actualmente Manaos está por todos lados y no la consume únicamente Chivilcoy si no el país ya no solamente por una cuestión de precios si no principalmente por calidad.

-¿En qué aspectos hubo que cambiar?

-En la época de mi papá (Alcides Caballo) había distribuciones exclusivas, en la actualidad quedan muy pocas marcas con exclusividad y se manejan a través de medios mayoristas pero tuve la capacidad de aggiornarme a la actualidad y adaptar la estructura a lo que viene todo el tiempo que año tras año es diferente.

El cambio es constante y pese a todo, para mí continúa siendo un comercio más que una empresa porque como hay que adaptarse a la economía y nuevas cosas que van saliendo hay que estar siempre haciendo un poco de todo porque en una empresa se mira una agenda, se trabaja sobre lo planificado y puede dividir su día pero en mi caso cuando concurro al negocio todo lo planificado por un cmabio de precio hay que modificarlo, un proveedor no envío determinado producto hay que modificarlo, uno de los empleados no vino a trabajar hay que modificarlo.

No obstante, muchas de las acciones que llevaba a cabo mi papá son para copiar aunque actualizarlas a la globalización, el hecho de llegar a través de redes a mucha más gente pero después hay que atenderla.


-¿El trabajo de la Distribuidora?

-El trabajo nuestro tiene su temporada fuerte en el verano porque se trata de bebidas y se consume más cuando hace calor; nos seguimos resistiendo a que sea una distribuidora de bebidas cuando en Chivilcoy muchos mayoristas decidieron, para amortizar ese invierno que es tan duro, incluir alimentos, artículos de limpieza. En cambio, nuestra distribuidora seguimos muy arraigada a la bebida porque hay mucho para trabajar todavía.


-¿En qué se amplió la tarea?

-Surgieron un montón de sabores, el sin azúcar, la gaseosa que tiene o no tiene gas, el sabor combinado, los distintos tamaños. Cuando mi papá empezó con la distribuidora era el envase de vidrio con un envase de 330 la botella más pequeña o el litro y no existía otra cosa. Ahora, en gaseosas, en cervezas, en jugo hay mucha variedad y por eso, la inversión es cada vez más grande y si se pretende tener todo el espectro es mucho más amplio, mientras que, el capital termina siendo el mismo porque al tener mucha inflación es complicado sostener toda la estructura de empleados, impuestos, es muy difícil llevar adelante un comercio.


-¿Qué preponderancia brindan a los clientes?

-Además de hacer Chivilcoy también abarcamos 30 kilómetros a la redonda, localidades más rurales pero siempre nos destacamos y mucha gente lo reconoce es que no de gusto tenemos clientes de 50 años, pase lo que pase llegue el pedido al cliente, hay mucho faltante de productos y cuando tenemos un sabor a veces nos falta el otro. Tratamos de optimizar todo lo que se pueda para que el producto llegue en el tiempo que lo precisa. Cuando no depende de nosotros, los inconvenientes son manejados hasta donde podemos pero tratamos de cumplir y mucha gente confía en nosotros por tal motivo.

La gran mayoría de las distribuidoras tiene la tendencia de centralizar todo en el punto de venta donde tiene el deposito y dejar de hacer logística porque es una de las partes más caras el llegar al cliente. Lo más rentable es poner los productos en el depósito y la gente venga a buscarlos pero sigo insistiendo en la atención del cliente ya sea que compre un paquete o una paleta entera variada o única de un producto.


-¿Proyectos a concretar?

-Mi intención a futuro es disponer de un vehículo para brindar un servicio con dos personas de delivery al instante, algo más específico y siga atendiendo la demanda del cliente que le cuesta mucho planificar qué necesitará al día siguiente por una cuestión de consumo que es muy variado. Hay que seguir apostando y no rindo si no seguir observando qué necesidades tiene Chivilcoy como asimismo otras ciudades para ir atendiendo otras demandas.


-¿Existe una estabilidad o inestabilidad laboral en vuestro rubro?

-A partir del mundial hubo un crecimiento que ninguna empresa esperaba en relación al consumo de bebidas e hizo que las empresas arrancaran un verano con un stock quebrado porque nadie lo esperaba. El Mundial movilizó muchísimo a la gente, movilizó los encuentros y también el consumo. Hubo quiebre de stock en las empresas para comenzar con un verano complicado y provocó que aumentaran los precios, generando inestabilidad semanal.


-¿Qué clase de comercios atienden?

-A todo el comercio minorista, mayorista y son muchísimos. Todos tratan de hacer algo y está muy bueno, Chivilcoy creció mucho al respecto y hace poco que salimos de la pandemia donde gente en relación de dependencia se quedó sin trabajo y se puso un comercio en su casa, buscando la manera de sobrellevar la situación. A nosotros nos sucedió que ahora tenemos distribuidoras que venden los mismos productos, por eso hay que destacarse en la atención con el cliente, estar presentes y tener la misma política de trabajo de escuchar.


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page