‘Pancho’ Martínez: “Fue una experiencia hermosa que agradezco de por vida y jamás hubiese imaginado"

El director técnico chivilcoyano, José María ‘Pancho’ Martínez, fue el ayudante de campo de Diego Armando Maradona en Dorados de Sinaloa.

Entrevistado por ‘La Mañana del Centro’ recordó su pasó por el club mexicano y cómo fue trabajar junto al ‘10’.

También recordó y homenajeó la figura de Maradona en carácter de futbolista.

“Es innegable que recibimos una noticia muy inesperada, que nadie quería ver ni escuchar y todos quienes lo conocen desde afuera, incluso en mi caso, que tuve la suerte de compartir un tiempo con él, siempre estábamos acostumbrados a que Diego salía de cualquier situación por más difícil que fuese”, señaló Martínez, y agregó: “ y de alguna manera el inconsciente nos hacía creer que sería una más de las tantas, saliendo fortalecido, mejorado y renovado, aunque evidentemente en esta oportunidad no pudo hacer esa gambeta que siempre realizaba”.

“Un dolor inmenso, una tristeza inmensa que con el paso del tiempo se aliviará quedándonos la alegría que nos dio y pueda vivir en paz, aquello que tanto le costó en vida”, esbozó.

Asimismo, reflexionó: “Hay personas que tienen la capacidad de poner en palabras aquello que a nosotros nos cuesta muchísimo como las frases de Fontanarrosa. Escuchaba a filósofos que no hay persona en el mundo que se la evalúe por fuera de su capacidad, de cualquier índole o facultad que tenga como cualidad”.

“Maradona penetró todos los extractos sociales del mundo y estuvo en boca absolutamente de todos, lo más importante que nos provocó igualmente que a toda esa gente que lo despide y saludan es la empatía, la alegría; con tan poco hizo feliz a mucha gente e incluso a algunas personas que quizás su único momento de felicidad que haya tenido fue a través de observar a Diego gambeteando, peleando contra los poderosos”, exclamó.

Asimismo, comentó: “En la faz personal me quedo con aquello que hizo como futbolista, no me puedo olvidar que tuve la suerte de observarlo en el mundial ’79, levantarme temprano para poder disfrutarlo y ni hablar de aquello que vino después”.

“Después la pelota, como decía Diego lo mejor que existe, que él cuidó y trató como nadie, me llevó a estar a su lado y formar parte de esa historia, el regalo más preciado que me dio”, consignó.

En relación a cómo fue trabajar junto a Maradona, Martínez mencionó: “A la distancia lo veo todo mucho más fácil y relajado pero desde el momento que me invitaron a participar hasta que se dio el primer encuentro, surgiendo después el día a día, lo viví muy intensamente, con mucha responsabilidad”.

“Sabiendo o de manera inconsciente que todo aquello que hiciera repercutiría muchísimo y a su vez debía lograr que mi trabajo satisfaga a Maradona para que pueda ver en mí una persona de confianza porque de una personalidad como Maradona todos quieren estar a su lado”, subrayó el DT.

E indicó: “De manera natural fui construyendo un vínculo y pudo encontrar en mí una persona confiable, que lo respetaba, no es para nada sencillo y la satisfacción es que tuve un vínculo hermoso, asimismo mi familia”.

“Las devoluciones que recibí de Diego fueron acordes a alguien que me respetó, me dio un espacio y tuve ese privilegio, fue una experiencia hermosa que agradezco de por vida y jamás hubiese imaginado”, enfatizó.

“Tengo algunas historias contadas por él y otras que por el hecho de haber estado con Maradona que van apareciendo, que son infinitas”, dijo, y destacó: “La anécdota que puedo contar es la de observar su físico destruido y mencionarme los esfuerzos que hizo para querer estar siempre, nunca bajarse de ninguna situación, que después pasa factura en la alta competencia, en este caso en sus rodillas, tobillos, columna por todos los clubes en los jugó pero principalmente en la selección”.

“Sin autorización del Nápoli de venir a jugar en la Selección, volver a Italia para hacer lo propio y repetirlo en varias ocasiones, igualmente viajaba y actuaba en ambos lados”, manifestó.

En tal sentido, resaltó: “No tenía ninguna obligación de hacerlo y sin embargo, lo hacía por amor a la camiseta, por amor al país y tuvo, merced a Gimnasia y Esgrima de La Plata que le abrió las puertas, esa devolución que nunca pidió pero deseaba mucho dirigir en el fútbol argentino”.

“Diego quería entrar a una cancha, aunque a su vez con esos miedos por no saber cómo lo recibirían y tuve la suerte de decírselo las veces que fui a observarlo a Gimnasia en relación a que todo aquello que le pasaba era poco porque se merecía mucho más. Al ser una persona tan humilde no lo aceptaba y lo hacía de manera natural, de ahí su grandeza”, remarcó.

A continuación, Martínez esgrimió: “Una persona orgulloso de sus orígenes, de su familia, de todo lo que vivió y tuvo la suerte de poder jugar bien a la pelota y trascender, pero fue tan importante para los futbolistas en relación a esa pasión por la pelota que transmitía, el respeto por el jugador de fútbol, jamás escuché criticando a un jugador ni de su equipo ni del rival tampoco, un respeto absoluto”.

“De hecho, escuché conversaciones que mantuvo con grandes futbolistas del mundo dirigirse a Maradona con un gran respeto que no lo provocaba por autoritarismo sino que lo generó a través de sus acciones, de su forma de ser, de su humildad y lo convirtió en el mito que es e incluso puede generar mucho más en el futuro porque nunca morirá Diego Armando Maradona”, sostuvo.

Por último, preguntado por su actualidad como DT, Martínez espetó: “Actualmente estoy esperando alguna posibilidad de trabajo, lo último que hice fue en Chile y paradoja del destino el tener una posibilidad muy buena de trabajo en ese país me privó de continuar con Diego, es lo que quiso el destino”.

“Ahora aguardando y deseando poder retomar algún proyecto para seguir con un deporte que tanto me apasiona, amén de ser mi profesión, debido a que me pone muy feliz el estar dentro de una cancha”, concluyó.




No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: