top of page

Realmente muy satisfecho de poder estrechar lazos con el Uruguay.

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, encabezó el acto protocolar conmemorativo, que se desarrolló este miércoles 7 en Montevideo, con motivo de los 226 años de la creación del Regimiento Blandengues de Artigas de Caballería N° 1.

En la oportunidad, el profesor e historiador tradicionalista argentino Martín Jáuregui donó un lomillo. Se trata de un recado o silla de montar, basado en un trabajo de investigación realizado este año por el Museo Blandengues de Artigas y el Escuadrón República de Jinetes N° 2.

Según el estudio, representa el apero utilizado en la época en que José Artigas cabalgaba en procura de la libertad en estas tierras. Además, fue la única silla criolla en el Río de la Plata durante la gesta de la independencia, y dejó de usarse a fines del siglo XIX en ambas márgenes.

Entrevistado en Radio del Centro, el profesor e historiador, Martín Jáuregui contó el inicio de la historia y el desenlace en relación a como llegó a participar de la donación de un lomillo para el Regimiento de Blandengues.


-¿A qué obecede el donar un lomillo?

-Llevamos desde Argentina un lomillo de regalo al Regimiento de Blandengues, que son parecidos a nuestros Granaderos argentinos; se trata de un Regimiento histórico cuya función es ser escolta del Presidente de la Nación.

Los Blandengues cuando se presentan a desfilar a cada fiesta a la que concurren encabeza el desfile una parte del Regimiento al que denominan como el histórico tradicional donde concurren los vestidos como ‘gauchi-soldados’, para denominarlos de alguna manera, no concurren el uniforme militar si no una bombacha, una casaca, tal como se vestían en la época de Artigas.

El desfile es encabezado un caballo moro que va ensillado y es llevado de tiro por un oficial de Blandengues que representa al caballo de Artigas. Al caballo moro lo ensillaban en Uruguay con un recado que no correspondía al momento histórico cuando Artigas tuvo su participación militar y política en el Río de la Plata.


-¿Quién advierte la situación?

-Hace varios años, un amigo como es Carlos Lunardi, dando un conferencia en Blandengues junto a Uruguay Nieto, investigador del vecino país, plantean el error histórico que estaban cometiendo de ensillar el moro de Artigas con un recado que no correspondía a la época y que los argentinos estábamos dispuestos a donar un lomillo, si ensillaban el moro como correspondía.


-¿Cómo llega a involucrarse en la cuestión?

-En mi caso fui muy amigo de Carlos Lunardi y comencé a ir a Uruguay para participar en distintas charlas, conferencias, juradas, mientras que, este año estando en la plaza de Tacuarembó, con motivo de la Fiesta de la Patria Gaucha, hablando con el Jefe de 5° de Caballería que tiene asiento en la mencionada ciudad, surge el tema y le comentó acerca del recado del moro de Artigas. En ese momento, el Jefe del 5° de Caballería llama al Jefe de Blandengues para charlar del asunto, me presenta al Coronel Eduardo Balbi, nos ponemos a conservar con él, le comento y explico la situación. Balbi me consulta donde podía corroborar históricamente mi exposición y encontrar material, recomiendo autores argentinos y uruguayos donde poder encontrar información al respecto.

De hecho, con revisar toda la obra pictórica de Juan Manuel Blanes (es considerado por los uruguayos como el pintor de la patria), se puede dilucidar porque todo el gaucho que él pinta lo hace en lomillo porque era el recado existente en esa época.


-¿Cuándo le comunican que su información era correcta?

-Terminada la tarde de la Fiesta de la Patria Gaucha me encuentro con el Presidente, Lacalle Pou, con quien me pongo a charlar y le comento acerca del recado del moro de Artigas y me dice que en el transcurso del año lo íbamos a concretar, teniendo que mantenerme en contacto con Balbi. La reunión fue en el mes de marzo, a fines de julio o primeros días de agosto me llama el Coronel Balbi para comunicarme que los investigadores del Regimiento de Blandengues comprobaron que nuestra postura era la correcta, que estaban cometiendo un error y estaban dispuestos a aceptar el lomillo que los argentinos íbamos a llevar.

La entrega tenía que concretarse el 7 de diciembre, día del Aniversario del Regimiento de Blandengues con el Presidente Lacalle Pou presenciando la ceremonia.


-¿El proceso hasta el 7 de diciembre?

-Nos pusimos a trabajar con un grupo de amigos, empezamos a hablar cada uno fue aportando algo como una cincha, una matra, un cojinillo, una encimera, otro amigo confeccionó el lomillo a muy bajo costo para que lo pudiésemos adquirir y de esa manera, con la colaboración de 13 personas en total se terminó de armar todo el lomillo y el 7 de diciembre lo entregamos en Uruguay para una nueva festividad por el Regimiento de Blandengue y el 226° aniversario del ingreso de Artigas.


-¿Uruguay brinda mucha importancia a su tradición?

-Uruguay es muy parecido a nuestro país en relación a defender y mantener vivas sus tradiciones con el paso del tiempo, tiene muchas fiestas tradicionales durante todo el año. Tienen una festividad muy importante que es la Fiesta de la Patria Gaucha en Tacuarembó que se lleva a cabo en el mes de Marzo, es un estilo a Jesús María pero con multiplicidad de actividades, no solamente jineteada si no también otras también de carácter tradicional o de rescate de cuestiones que ya quedaron en desuso. Es una fiesta muy importante que dura una semana, es muy linda y quizás la más importante del tradicionalismo oriental. Después, hay otras fiestas y actividades durante todo el año.


-¿Cómo fue la interacción con los últimos Presidentes del vecino país?

-Al Presidente de la República de Uruguay, en cualquier fiesta o acto te lo encontrás, podés conversar, sacarte una fotografía que en nuestro país no sucede, no es tan común. Desfilando en una oportunidad por 18 de julio, que es la avenida principal de Montevideo, lo salude a Pepe Mujica cuando en mi caso iba a caballo. Mientras voy desfilando, noto que al costado había una persona parada observando el desfile apoyado en una columna, cuando me doy cuenta era Pepe Mujica, así que dejé de desfilar, lo fui a buscar para saludarlo y nadie se interpuso en mi camino, al contrario, se acercó a saludar a toda la delegación Argentina como algo totalmente natural. De hecho, también en ocasión de brindar una conferencia pude saludar a diferentes legisladores uruguayos y charlar con ellos sin ningún inconveniente. Es muy distinto el manejo a nuestra dirigencia política.


-¿El desarrollo del acto?

-El acto comenzó con la parada del cuerpo de Blandengues en el Patio de Armas, el ingreso del Presidente de la República con la Charata como la llaman los uruguayos, que es similar a la Fanfarria del Alto Perú, entonando el Himno Oriental, hubo entrega de medallas a quienes se retiraron el Cuerpo de Blandengues, entrega de premios relacionados a un concurso de niños que se había hecho en 2021 por el 225° Aniversario del Regimiento y luego procedimos a la entrega del lomillo en el centro del Patio de Armas donde al caballo ya lo habíamos ensillado previamente, cubierto con una manta que retiramos para presentar el lomillo. Después, se dirigió a los presentes el Jefe del Cuerpo de Blandengues, Coronel Eduardo Balbi para realizar los agradecimientos y posteriormente, concluyó el acto con el desfile militar.


-¿Las sensaciones tras la experiencia?

-Realmente muy satisfecho de poder estrechar lazos con el Uruguay, que se pudiese concretar este hecho que comenzó un amigo como Carlos Lunardi hace 20 años, fue muy emocionante y muy lindo poder compartir, formar parte del acto, que reconozcan el esfuerzo que se realizó desde el país y el obsequio no fue mío o de un grupo en particular si no del Movimiento Tradicionalista de Argentina como los encargados de obsequiar el lomillo.





Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page