top of page

Scarpellino: “En algún punto nos agarró preparados técnicamente con la sala adaptada al protocolo"

Y un día el teatro volvió a su hábitat natural después de algunas funciones en escenarios alternativos debido a que no estaban habilitadas las salas por las restricciones de la pandemia.

Con "Las aventuras espaciales del mono Juan", el Grupo Trac volvió a abrir las puertas de su teatro de Humberto Primo y Pueyrredón.

En tal sentido, dialogamos en Radio del Centro con Diego Scarpellino, quien brinda detalles de la reapertura.

“Veníamos con muchos problemas, en abril habíamos tenido una apertura parcial y alcanzamos a hacer cuatro funciones. Las dos primeras fueron con un aforo de 30 personas, que nos permitía el protocolo y luego pasó a un aforo de 10 personas. Posteriormente, la actividad volvió a cerrarse”, repasó.

Asimismo, manifestó: “Ahora reabrimos, ya teníamos todo preparado porque los ensayos estaban permitidos y apenas se anunció la apertura, durante una semana los actores y directora hicieron tres o cuatro ensayos bien intensos para poder reflotar la obra”.

“Contamos con una sala sumamente cómoda que nos permite otro modelo de trabajo porque ahora estamos en nuestro lugar y por fin pudimos acondicionar, de alguna manera nos cambió la vida y volcamos nuestra energía cuando no podíamos tener actividad”, señaló Scarpellino, y espetó: “En algún punto nos agarró preparados técnicamente con la sala adaptada al protocolo y artísticamente con una obra en cartel”.

“El estreno original se suspendió un día antes de la declaración del aislamiento. Nos llevó tiempo poder remontarla aunque el teatro se maneja con una especie de energía mágica interna y cuando apenas se pudo volvimos a ensayar, asimismo la posibilidad de estrenar”, esgrimió el director, y agregó: “Hace algunas semanas llegó la disposición para reabrir las salas teatrales con determinadas cuestiones vinculadas a la cantidad de público y horarios, así lo hicimos”.

“La disposición de Provincia establece que podemos tener un aforo del 50 por ciento, pero a partir de una reunión con Secretaría de Cultura y demás teatros, al estar lógicamente interesados que la pandemia se termine, nos pareció una cantidad importante y no se iba a poder respetar la distancia 1,5, por lo tanto resolvimos abrir con un 30 por ciento de aforo que para Trac significan 34 espectadores en la sala”, expuso.

“Trabajamos con ventilación cruzada, por lo tanto las puertas de la sala tienen que estar abiertas. En nuestro caso, abrimos un patio interno para garantizar la ventilación cruzada y en esta época de frío se hace un poco complicado”, explicó, y añadió: “La calefacción que tiene el teatro ahora es vía aire acondicionado frío – calor, así que debemos concurrir abrigados pero podemos hacer las funciones”.

En cuanto a los protocolos, Scarpellino también comentó: “Terminamos restringiéndonos un poco más con la finalidad de proteger a los actores y al público. En tal sentido, los actores trabajan con máscaras de acetato, que no es un requisito del protocolo, pero como la obra tiene un contenido estético espacial las máscaras colaboraron incluso”.

“Contamos con todas las condiciones necesarias para tranquilidad del público con respecto a que tendrá seguridad con respecto a su salud”, aseguró, y amplió: “Incluso hasta la platea está dividida y no se encuentra armada a un solo frente sino en forma de ele, así que pudimos separar aún más la distancia para con los espectadores. Son aspectos que contribuyen”.

Scarpellino exclamó: “El sábado, luego de la última reanudación de la obra, observamos al final a 35 personas paradas y aplaudiendo con mucha energía, nos parecía que la sala estallaba pese a que anteriormente podían concurrir hasta 100 personas. Tener 35 personas, con la realidad que atravesamos, nos parece un público numeroso, estamos muy contentos de poder regresar”.

“La gente respondió automáticamente, a dos semanas tenemos cubiertas las reservas. Después de la primera función que hicimos tras el parate total, la gente aplaudía de una manera tal que notábamos una carga extra que significaba el regreso del teatro, se sentía mucho porque si bien durante el año se hicieron algunas performances en digital sabemos que no es lo mismo porque se vive en el lugar”, remarcó.

Con respecto a las obras en la sede, Scarpellino expresó: “Estamos haciendo obras de remodelación que se encuentran casi terminadas en la instancia de poner cuadros y cortinas, así que lo más grueso se terminó”.

“El patio estaba programado porque nos garantizaba luz para una sala de ensayos, un taller y un SUM que armamos en la parte trasera pero como último en el orden de prioridades”, esbozó. No obstante, aclaró: “cuando aparece la disposición de solicitar la ventilación cruzada dimos prioridad a la construcción del patio y fue costoso porque tuvimos que colocar tres aberturas de aluminio, trabajos de albañilería importante porque se necesitaba construir techos, paredes, hacer un piso, modificar una cuestión de cañerías de la sala, no solamente abrir una arcada”.

“El Instituto Nacional del Teatro saca una línea de subsidios para adecuación de salas en pandemia, concursamos, accedimos al subsidio y pudimos terminar el patio. Parece un detalle menor pero garantiza la ventilación y se nota mucho la diferencia, una escalada más completar el proyecto de remodelación total que teníamos en la sala”, resaltó.

Además, Scarpellino reconoció: “Es difícil planificar, pero Trac está empezando a ensayar una obra pero el elenco ya arrancó tres veces a hacerlo, cuesta bastante porque la pandemia afectó principalmente esa posibilidad de proyectar cosas”.

Asimismo, dijo que la pandemia no solamente suspendió el estreno de ‘Las aventuras espaciales del Mono Juan’ “sino también las giras por el oeste de la provincia de ‘Habemus Papam’ y de ‘Barranca Sánchez’. Una gira imposible de retomar, tenemos la intención de reponer las obras pero cuando tengamos una certeza para poder hacerlo”.

“Los protocolos están más apuntados a las condiciones del público que a las condiciones de trabajo de los actores y fue uno de los motivos para que los teatros de Chivilcoy no militaran una vuelta precipitada de la presencialidad. Hacemos las funciones con mascaras y los ensayos con barbijos y con mascaras”, cerró.


Comentarios

Obtuvo 0 de 5 estrellas.
Aún no hay calificaciones

Agrega una calificación
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page