“Se hizo un acta de entendimiento con la empresa y ahora se desarrollan las tareas normalmente"

El Secretario General del Sindicato de Luz y Fuerza de Mercedes (Seccional Chivilcoy), José Luis Giarraputo destacó que ya arribó a un acuerdo con la empresa y quedaron sin efectos las medidas de fuerza planteadas hasta el pasado lunes.

En diálogo con Radio del Centro, Giarraputo explicó: “En realidad no estuvimos de paro sino que se trató de un retiro de colaboración que se venía realizando desde la organización gremial en las diferentes seccionales”.

“Veníamos reclamando porque pretendemos que la empresa realice como denominamos nosotros el 1 a 1 en materia personal, es decir que a medida que se jubila un compañero pueda ingresar otro”, señaló, y agregó: “El reclamo estaba latente porque este 1 a 1 no venía produciéndose, dilatándose mucho tiempo para realizar los ingresos y cuando se termina el diálogo, se empieza a mostrar la disconformidad a través de alguna medida”.

“En realidad era un conjunto de reclamos porque involucraba también el tema de los ingresos, de los edificios que son antiguos y con falta de mantenimiento porque vienen de la época de EDEBA”, espetó el dirigente, y amplió: “También se reclamaba por los vehículos que se están rompiendo a diario y se necesita de otra dinámica para atender el servicio eléctrico como realmente Chivilcoy se merece”.

“Siempre hago esta cuenta: en el año 1997 cuando se privatizó éramos alrededor de 130 trabajadores con 19 usuarios, mientras que, ahora hay 30 mil usuarios y el personal no llega a 70 personas”, subrayó Giarraputo.

Asimismo, esgrimió: “La acumulación de reclamos hace que en algún momento haya que decir basta, pero a nadie le gusta estar con alguna medida de fuerza sino que la convivencia y la paz social con las empresas siempre son importantes y buenas, llegándose a un acuerdo con un plan que esperemos se pueda llevar a cabo”.

“Se hizo un acta de entendimiento con la empresa y ahora se están desarrollando las tareas normalmente que requiere el servicio de la ciudad”, espetó.

Acto seguido, remarcó: “El hecho de no reponer inmediatamente a un compañero que se jubila hace que se vayan resintiendo los planteles llegando a una actualidad donde tenemos la mitad de personal con el doble de usuarios.

Hay seccionales de EDEN que están muy bajas en cantidad de personal donde incluso ni de vacaciones pueden salir porque hay 1 o 2 personas, es realmente insostenible y es una cuestión a resolver para, al menos, vayan ingresando persona de forma progresiva.

Hay lugares que están muy complicados aunque las sucursales grandes también”.

A continuación, esbozó: “Cuando nos azotan los temporales que afectan el tendido eléctrico tenemos que arreglarnos a partir de mucho trabajo y en ocasiones, la empresa contrata mano de obra tercerizada para alguna clase de tormenta cuando es muy grande”.

“En esa época de tormenta, el personal tiene mucho trabajo acumulando varias horas e incluso también las complicaciones que genera la poda. La tarea aumenta en demasía, se va manteniendo con mucho sacrificio”, enfatizó, y acotó: “Entendemos al usuario que al estar uno o dos días sin energía eléctrica se moleste pero siempre tratamos de pedir que tengan paciencia porque encontrarán trabajadores que van a hacer su labor y no dueños de empresas”.

“Estamos satisfechos de arribar a un acuerdo, la posibilidad de ir progresando y se puedan seguir haciendo más cosas”, resaltó, y añadió: “También la empresa volvió a abrir las puertas de su oficina en el centro de la ciudad para que la gente pueda acercar sus inquietudes amén que estén conviviendo lo presencial y virtual”.

“Es importante que se pueda atender al usuario de forma presencial porque a veces necesita hablar con una persona más que comunicarse con una máquina para que pueda evacuar las dudas correspondientes al trámite que concurra a realizar”, sostuvo.

Paritarias

A este respecto, Giarraputo manifestó: “Las paritarias estamos manejándola como sucede con la mayoría de los gremios con revisión porque la situación está bastante complicada con el tema inflacionario y por lo tanto, se va arreglando a seis meses o un poco menos dependiendo del contexto. Es muy difícil fijar una paritaria anual con una inflación de 5 o 6 por ciento mensual.

Los plazos volvieron a acortarse para el arreglo de paritarias pero lo importante es poder arribar a acuerdos para mantener los salarios acordes a la situación en relación a poder igualar a la inflación o un aumento salarial que lo pueda superar.

La medida está levantada porque se arribó a un acuerdo”.

Buscar por tags
No hay tags aún.