top of page

“Sentimos que es el momento adecuado para solicitar la suspensión momentánea de la presencialidad"

El Secretario Gremial de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Emiliano Pellegrino explicó el motivo que llevó a los gremios a pedir la interrupción de las clases presenciales.

“El miércoles tuvimos una reunión de UEGD donde participamos todos los sindicatos docentes junto con las máximas autoridades educativas del distrito, la Dra. Silvana Rossi y con los inspectores de distintas áreas más consejeros escolares”, dijo Pellegrino a Radio del Centro, y agregó: “La Dra. Rossi planteó la situación que tiene a mucha cantidad de docentes y alumnos aislados, complicándose mucho el seguimiento de estos casos”.

“Al informarnos de tal situación y conocer que hay pocas camas de UTI y de respiradores disponibles, se planteó la interrupción de las clases presenciales elevándose una nota a la Jefa Distrital para que pueda transmitir al intendente”, señaló.

Asimismo, espetó: “Desde la FEB siempre fuimos pioneros que pretendíamos la presencialidad de las clases y la valoramos pero en la medida que el sistema sanitario lo permita”.

“En este momento estamos atravesando un gran momento de preocupación donde aumentó la cantidad de casos con docentes y alumnos contagiados”, consignó, y expuso: “en la época estacional que estamos con la llegada del frío y al cumplir el protocolo con ventilación cruzada de puertas y ventanas, aunque haya una calefacción en las escuelas no se llega a dar, hace muchísimo frío con la posibilidad que los alumnos y docentes puedan contraer resfrío, gripe con síntomas similares al Covid, terminan aislándose y con la incertidumbre de confirmar o descartar el virus”.

“Para la organización institucional de cada escuela es compleja la situación porque hay docentes que no trabajan solamente en una escuela sino en cuatro o cinco y no puede asistir, no se le puede otorgar suplente que conlleva a una desestructuración”, subrayó.

“En mi caso trabajo en 9 escuelas, si me tengo que aislar dejo sin clases a la misma cantidad de grupos, la llega del frío complica aún más el panorama”, manifestó, y por lo tanto, consideró: “es un buen momento por la realidad sanitaria, el aumento de contagios, pocas camas disponibles de UTI y respiradores, sentimos que es el momento adecuado para solicitar la suspensión momentánea de la presencialidad, no de las clases porque trabajaremos de forma virtual con los alumnos”.

“Otro de los factores a tener en cuenta es la movilidad de la gente. Si se suspenden las clases presenciales en el jardín y escuela primaria evitaría ese amontonamiento que se genera porque en ambos niveles los alumnos son llevados por los padres y es lo que produce la aglomeración de personas en el ingreso y egreso de las escuelas, además del movimiento en la ciudad”, planteó.

A este respecto, esgrimió: “Otro de los aspectos que escuchamos es acerca de los alumnos de secundaria que de no concurrir a las escuelas se juntan en las plazas u otros espacios públicos, puede no suspenderse la presencialidad en la escuela secundaria porque los estudiantes se manejan de forma independiente para concurrir a clases”.

“Queremos colaborar con la situación también, no es negarnos a estar dictando clases en las escuelas sino porque la situación lo amerita”, aseveró.

El dirigente, resaltó: “Está bueno que se testee a los docentes, aunque sean cinco aleatorios por institución, es positivo se realice un seguimiento. Por otro lado, nos enorgullece que están llegando segundas dosis para docentes y si bien, otros aún no se vacunaron depende de las vacunas que llegan son las que se aplican”.

“Estamos un poco más tranquilos pero no relajados, debemos seguir cuidándonos porque al virus podemos contraerlo igualmente, aunque atravesemos la enfermedad de forma leve, debido a que podemos seguir contagiando”, remarcó.

E indicó: “Un caso positivo de un alumno provoca no solamente el aislamiento suyo, sino de la burbuja pero su familia también, conllevando a mucha desorganización familiar, institucional, es complicado el asunto”.

“Tenemos docentes dispensados y muchos de esos cargos no se cubren, es muy difícil la realidad y cuesta poder estar organizados porque un caso o una sospecha basta para que no se logre. Además, un docente con horas en distintos establecimientos puede desorganizarlos a todos con un aislamiento”, espetó.

A este respecto, expresó: “No se da a basto para cubrir todos los cargos porque la cobertura en los actos públicos, que son digitales en este momento, se hacen más lentos y por prioridades. No es lo mismo aislar a un profesor de educación física de una hora por escuela que a una maestra de grado que está cuatro horas diarias”.

“La idea no es que la presencialidad se suspenda hasta fin de año sino por algunos días y si logramos una baja de casos poder retomarla”, aclaró.

“Tengo entendido que en lugares donde no hay presencialidad se adecuó bastante y los chicos que no pueden tener conectividad se los hace concurrir de manera presencial, se los orienta y da un cuadernillo para trabajar en sus domicilios brindando los trabajos prácticos”, comentó, y cerró destacando: “La experiencia que tuvimos en Chivilcoy el año anterior fue buena, se trabajó con diferentes modelos de enseñanza para poder llegar con contenidos, no es lo ideal ni lo mejor sin reemplazar lo presencialidad, se trabajó bien”.



Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page