top of page

Si la situación continúa puede haber un faltante de casi 8 mil millones de dólares

El Presidente de CARBAP (Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa) participó de la última reunión que la CEDABA (Comisión Provincial de Emergencia y Desastre Agropecuario) que se desarrolló de forma virtual donde fueron aprobadas 13 emergencias agropecuarias a diferentes distritos. El próximo lunes volverán a reunirse donde más municipios podría ser declarada la emergencia en más municipios.

En diálogo con Radio del Centro, el dirigente ruralista se refirió a las problemáticas que generarán la sequía y las heladas tanto en el presente como a futuro.


Reunión de la CEDABA

Hay 13 distritos que solicitaron la emergencia y se estima que alrededor de 44 y 45 también estarían en condiciones de hacerlo por la cuestión climática. El lunes pasado ingresaron 13 que fueron aprobadas. El día 14 se realizará otra reunión de la CEDABA que es la Comisión de Emergencia de Buenos Aires donde se determinará cuántos distritos seguirán solicitando situaciones de emergencia o directamente desastres. Alguna ciudades del Sudoeste bonaerense recibieron buenas lluvias pero tuvieron inconvenientes por heladas tardías que ejercen un efecto similar al de la sequía y deterioraron mucho tanto la cebada como el trigo.

Las connotaciones de la sequía tiene un tratamiento en la ley de emergencia, mientras que, las condiciones de helada o granizo obedecen muchas veces a los seguros más que declaración de emergencia debido a que es una condición distinta la que producen.


La Emergencia

La emergencia es un hecho de cobertura desde el punto de vista financiero de la diaria del productor en relación a su economía a partir de una postergación de tributos y también en algunos vencimientos que se pueden llegar a dar en la provincia de Buenos Aires que después tiene que ser elevado por el gobernador a través de un decreto a la emergencia nacional para que salga y lo que produce es un tipo de tratamiento especial dentro de los tributos nacionales y del Banco de la Nación Argentina.


No ingreso de los anticipos

Actualmente tenemos una preocupación que estamos solicitando a través de CRA que se permita al productor agropecuario el no ingreso de los anticipos sobre la declaración del año 2022 porque financieramente lo condicionan debido a que está atendiendo otra clase de emergencias con ese mismo dinero y claramente la situación obedece a que este año será de quebranto y pedir anticipos en un año de quebranto no tiene lógica. El productor actualmente debe estar abocado determinar cómo subsiste y básicamente la ganadería de leche y de carne en tanto que conseguir alimentos para sus animales.

Se están prorrogando porque actualmente es de muy difícil cumplimiento. La resolución en su artículo 4° habla que también deben prorrogarse los compromisos adquiridos por el productor porque en ocasiones realiza muchas ventas con un esquema de entrega futura y hoy es imposible cumplir por una causa de fuerza mayor. Hay que entender esa situación del productor para evitar cualquier posible sanción. La mercadería no está para entregar porque no existe debido a un caso de fuerza mayor.


Ganadería

En nuestra región es un gran problema porque la falta de campo natural, de sembrado y de pasturas es absolutamente evidente teniendo que salir a suplementar. La compra de rollos está en valores muy altos y además hay que traerlos de otros lugares. Además, cuando se produce una situación de emergencia se incrementan los valores.

Si todo continúa de la misma manera el gobierno tendrá que buscar la manera de suplir económicamente las necesidades del productor porque si tomamos en cuenta que el sector agropecuario que en concepto de retenciones aportó más de 200 mil millones de dólares, sería interesante que un socio en las buenas también aparezca en las malas y hoy estamos en las malas.


Divisas en problemas

Hay que pensar a futuro en cuanto a la alimentación animal y al ingreso de dólares al país. Se está haciendo una estimación que si la situación continúa de la misma manera puede haber un faltante de casi 8 mil millones de dólares de ingresos de divisas. Estamos teniendo un cuello de botella, en un año donde la cosecha fue satisfactoria, en el ingreso de dólares así que no me quiero imaginar aquello que sucederá cuando la cosecha sea mala el año próximo dónde tratarán de producirse esos dólares para importar y se necesitan porque hace a la vida cotidiana de los argentinos si nos los tenemos la situación se tornará mucho más complicada.


Ayuda del estado

El estado puede ayudar acelerando las emergencias para que salgan rápido y buscar algunos alivios impositivos, después empezar a través de fondos propios ayudar a que el productor pueda ir solucionando los inconvenientes que le presenta la actual situación.


Cultivos complicados

Tendremos problemas de rendimiento y también de calidad porque los trigos tienen calificación de acuerdo a las características de la semilla que se cosechó y si tenemos la mala calificación puede existir hasta una mala calificación sobre el precio. La situación es sumamente acuciante en cuanto al trigo que ya no tiene vuelta atrás y esperemos no caigan más heladas para que complique el tema. En relación a producción, el daño ya está hecho.


Retenciones

Las retenciones son un impuesto al precio y es increíble que en nuestro país todavía tengamos semejante práctica que no sirvió para mitigar los precios internos y de hecho, en éstos días hubo un incremento en el valor de la carne en góndola y también en el valor del pan cuando el trigo no se movió y el animal en pie bajó en un 15 por ciento quedando demostrado que las retenciones no sirven para mitigar los precios externos porque la composición del precio no la hace el productor si no la cadena, cuestión impositiva y básicamente el proceso inflacionario que es muy complejo con posibilidades de espiralización”.



Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page