top of page

Una vecina propone que el antiguo ‘Vivero Cúculo’ de Chivilcoy ‘se convierta en una Reserva Natural’



María Emilia (Mili) Giacomini compartió posteo en las redes sociales acerca el monte que se encuentra al costado del paseo Aurora ‘Santilli’.

El planteo es que el antiguo ‘Vivero Cúculo’ de Chivilcoy se convierta en una Reserva Natural!.

Por tal motivo, ya se están juntando firmas en Change.org. Giacomini expresó: “Estaremos haciendo juntada de firmas en papel, pero también lo haremos por éste formato para abarcar lo máximo que podamos!”.

Y recordó: “el hecho de ser declarada Reserva Natural significa que el bosque será protegido. Que no se desmontará jamás”.

E indicó: “La familia dueña del lugar y los encargados, tendrán la enorme gratitud de ser los cuidadores de un área de infinito valor ambiental. Y la ciudad de Chivilcoy contará con éste pulmón increíble que alberga muchísima fauna y mundo mitológico para siempre!”.

En cuanto al lugar, Giacomini mencionó: “Hace poco conocí un lugar maravilloso que tiene la suerte de tener la Ciudad de Chivilcoy.

Me refiero al monte boscoso que está al costado de la Diagonal que nace frente a la Plaza de La Memoria.

Me pasé varias tardes caminando por los senderos junto a mi hijo Agnes, disfrutrado del oxígeno y la sombra de la inmensa vegetación compuesta de árboles de todas las edades y diversas especies.

En el camino se nos han cruzado liebres, lo cual me sorprendió en un contexto urbano. Otros amigos han visto comadrejas y zarigüeyas.

También, como estudiosa y recolectora de setas y hongos, he descubierto una gran diversidad en el lugar.

El sitio es un verdadero espacio natural que contiene gran variedad de flora y fauna autóctona. Es un pulmón para la ciudad y el contrapeso que equilibra la balanza de la salud del Medio Ambiente.

Hace unos días, varios niños del barrio que recorren con gusto el bosque a diario, me contaron que el terreno ya está loteado y se convertirá en un barrio privado, como el que se luce del otro lado de la Diagonal.

También me dijeron que, antiguamente, el lugar fue un vivero. Pronto corroboré que fue el conocido vivero de la familia Cúculo.

Yo le pido a la ciudadanía entera de Chivilcoy que comprenda el valor infinito que representa éste lugar tal y como está. Teniendo en cuenta que hay que limpiar la cantidad de basura que, lamentablemente, se han dedica a arrojar algunos individuos entre los árboles.

Sepan que cada ciudad debe tener una Reserva Natural. Es un Derecho para el Medio Ambiente (del cual somos parte también los Seres Humanos).

Le pido a las Autoridades Municipales, Provinciales y Nacionales que se hagan cargo de cuidar, sostener y fomentar el bienestar del espacio territorial que se les ha confiado gobernar.

En un momento histórico donde ya nadie puede escapar al conocimiento de la responsabilidad que tiene el control de los desmontes para frenar el Cambio Climático; en un tiempo donde nos afecta una Pandemia Mundial… tal vez fruto de estos mismos desajustes causados por la mano del Hombre sobre la Naturaleza… y no de invenciones de laboratorio o fantasías de consumo de murciélagos, como nos quieren hacer creer…

...todos debemos actuar exigiendo que se preserve la poca vida silvestre que nos han dejado!

Yo no estoy diciendo que se le arrebate el terreno a sus propietarios. Lo que propongo es que el Municipio, con el apoyo de la Provincia, la Nación y, por qué no, capitales privados que destinen parte de sus ganancias a una causa tan noble como sería la fundación de la Reserva Ecológica de Chivilcoy, compren el terreno.

El terreno es de alguien. Es privado. Pero la cantidad de árboles, fauna, setas y hongos son individuos que tiene Derecho a vivir. Basta de destruir la naturaleza!

Le pedimos a sus dueños que no lo vendan para construir un barrio privado. Hagan su negocio como personas heroicas que vienen de una familia que supo trabajar con las Plantas y vendan el lugar para su preservación.

Sé que muchos van a reírse de mí y de las demás personas que apoyamos esto. Pero eso habla de la consecuencia directa de haber caído en la trampa de la subjetividad impuesta por la estupidez del consumo. Años y años siendo víctimas sumisas de la red de la publicidad y la falsa felicidad que sólo nos lleva a la destrucción”.


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page