top of page

Uno de los objetivos es que los artistas emergentes dispongan de un espacio para una muestra

Diversas propuestas artísticas pasaron durante el año anterior por Almafuerte Usina Cultural, de calle Miguel Calderón N° 207, ubicado frente a Plaza Belgrano.

Varias exposiciones pasaron por el coqueto multiespacio desde lo más tradicional como fotografía, artes plásticas pasando por ilustraciones, esculturas, mosaiquismo. Propuestas propias como asimismo también foráneas que pudieron mostrarse en la Usina a partir de las ganas de los artistas y la buena predisposición de los dueños de casa.

Además, de los encuentros ya habituales como Mancomunados y La Noche de los Museos.

Entrevistamos en Radio del Centro a Francisco Rubio, responsable del multiespacio cultural, que nos llevó a recorrer 2022 y asimismo también deslizó algunas iniciativas para este año que acaba de comenzar.


-¿Qué clase de muestras pasaron por Almafuerte Usina Cultural?

-Realmente en cuanto a muestras tuvimos de las más variadas. Por un lado, tenemos las muestras que organizamos desde Almafuerte Usina Cultural y otras pertenecen a talleres que son muy interesantes como Maxi Martínez con acuarela que concurrió con 16 alumnos que hicieron su retrospectiva del año, Delsy Ropel con Mosaiquismo, Emiliano Scaturro con una maravillosa muestra de fotografía con todo su grupo donde ponemos la sala a disposición. También organizamos algunas como ocurrió con Fabrizia Braga Navarro que presentó fotografía intervenida ya que durante la pandemia le regalaron varias fotos antiguas de 1930 – 1940 y con su pincel y plumines hizo una obra maravillosa interviniendo tanto pequeñas imágenes como asimismo otras de gran formato.

También organizamos muestras fotográficas junto a gente de Mercedes donde en dos oportunidades nos vinieron a visitar y establecimos una actividad en conjunto. Asimismo, Marcela Mezza expuso sus pinturas abstractas y brindó un taller abierto y se presentaron las esculturas de Beatriz Cánepa, las ilustraciones de Tomás Paz. Estela Lezcano hizo una de sus primeras muestras individuales. Estuvo Teresa Cartier con su colección.



-¿La intención del espacio?

-Uno de los objetivos que tenemos es que los artistas emergentes puedan disponer de un espacio para una muestra individual o en su defecto colectiva si aún no tiene la cantidad de obras suficientes.

El espacio se adapta muy bien a diferentes muestras como expresa Martha Rocha es un espacio justo ni grande ni chico. El tener la plaza enfrente permite una amplitud visual aunque no es tan amplio pero las muestras se lucen bien. El nombre tenía que estar relacionado a un gran escritor como fue Almafuerte.

La grata sorpresa de poder recibir mucho público, renovado, variado en cuanto a novedades, estilos, trayectorias, un balance interesantes desde ese punto de vista.


-¿Busca potenciarse a alguna disciplina artística en particular?

-Buscamos dar más un enfoque a la fotografía, si bien se expusieron otras disciplinas artísticas, es una disciplina que nos gusta investigar y contamos con Patricia Vaqué que arma, desarma, mueve. Marcelo Beccaría y Roxana Bicchierai también participan y ya las actividades son armadas por un grupo y ya no una persona sola, como en mi caso, sosteniendo una idea o un gusto.

Este año pudimos desarrollar mucho el espacio al no tener restricciones, poder integrarnos nuevamente al ambiente cultural chivilcoyano.


-¿Cómo se manejan con la curaduría?

-Dejamos básicamente que el expositor o la expositora decida qué mostrar, en ocasiones invita a alguna persona a realizar la curaduría de sus obras, pero la idea muestre según su criterio, damos libertad para que pueda hacer y deshacer, no hay restricción de temas ni de estilos, buscamos que sientan cómodos y puedan exponer. Buscamos que el espacio sea bien abierto.


-¿Por qué decidió abrir un centro cultural en Chivilcoy?

-Siempre estuve involucrado en la fotografía, en el arte, también colecciono fotografías y obras de arte, pareciéndome interesante tener un espacio de imaginación que se pudo plasmar. Surgió la oportunidad del local y destinarlo a la actividad cultural. Fue un gusto personal que se pudo ir plasmando en conjunto y de forma colectiva, conformándose un equipo y poder trabajar trabajar en consecuencia. El espacio tiene cuatro años, de a poco se va consolidando cada vez más.

Es muy amplia la oferta cultural que tiene Chivilcoy y lo charlábamos con personas de Mercedes, Buenos Aires y otras ciudades que también lo reconocen, de hecho concurren y les gusta hacerlo.

-¿Ya se está planificando para 2023?

-Estamos pensando en algunas muestras relacionadas a nuestras actividades propias de la Usina que todavía no puedo adelantar demasiado porque estamos definiendo y que comenzarán a fines de febrero o principios de marzo con algunas muestras de apertura ante un año más del espacio. También recibimos llamados de personas interesadas en exponer, en mostrar su arte y empezamos a armar el calendario anual en cuanto a disponer de una parte fija, mientras que, la otra es bastante móvil en relación a poder hacer un lugar a alguien, no es tan rígida la estructura del armado anual de exposiciones.


-¿Qué puede decir de la movida cultural que tiene la ciudad?

-Es maravilloso y quienes no están dentro de los espacios teatrales, musicales, cultura, poesía, plástica, fotografía, quizás no lo noten tanto pero debemos sentirnos orgullosos. Son muchas las propuestas artísticas que tenemos en la ciudad y quienes se quieren aburrir en Chivilcoy es porque desean aburrirse porque realmente abarcan todas las edades más una cantidad de disciplinas que hace 20 años atrás no teníamos.


-¿Cómo hacen las personas interesadas en dictar un taller en la Usina?

-Tienen que acercarse, se busca un horario, dialogamos y pueden comenzar a brindar los talleres. Ya tenemos el de fotografía que dicta Patricia Vaqué anualmente y también se realizaron las denominadas clínicas que son de un día empezando y terminando en el momento. El espacio es abierto, así se desarrollan las propuestas.


-¿Hay actividades del año ya programadas?

-En el Barrio de las Artes realizamos junto a SADE una actividad que ya va para el cuarto año de existencia, realizamos tres físicos y uno virtual en el año de pandemia. Con SADE tenemos muy buena relación, somos vecinos culturales y el próximo año se llevará a cabo nuevamente porque es una de las actividades establecidas durante el año de la misma manera que participar de ‘La Noche de los Museos’.


-¿Alguna muestra propia planificada para 2023?

-Continuo haciendo fotografía pero por ahora no tengo ninguna muestra individual prevista, estoy en inspiración medía. Sí salió muy bien con Teresa que pudimos mostrar el coleccionismo de arte y fotografía, fue compartida pero por el momento no tengo pensada ninguna exposición individual.


-¿Expectativas para el año?

-Muchas, ya estamos organizándonos a partir también de la gestión cultural de Patricia Vaqué que tiene una creatividad maravillosa. Se impone el como generar nuevas muestras poder mantener la convocatoria, el número de artistas, modalidades colectivas debido a que la vara subió y ahora hay que mantenerla como asimismo elevar porque Chivilcoy nos brinda esa posibilidad. Hay una cantidad de artistas muy interesante, quedó demostrado en la última muestra del año que se realizó en el Museo ‘Pompeo Boggio’ donde participaron los alumnos de la Escuela de Artes Visuales comprobando que tenemos un semillero de artistas realmente muy bueno, así que se puede seguir pensando en lindas muestras porque artistas sobran y en tal sentido, nuestra ciudad tiene proyección a futuro.






Комментарии

Оценка: 0 из 5 звезд.
Еще нет оценок

Добавить рейтинг
Buscar por tags
No hay etiquetas aún.
bottom of page