top of page

Ursula Wagner: “Este caso fue paradigmático porque fallaron muchas cosas”



Ursula Wagner es abogada y desarrollista debido a que forma parte del Movimiento de Integración y Desarrollo (MID).

Entrevistamos a Wagner en Radio del Centro para conocer su parecer acerca del hecho acontecido donde seis masculinos violaron a una mujer en pleno Palermo.

Aunque asimismo también solicitarle un parecer más integral en relación al abordaje de género en nuestro país.

Y las consultas surgen luego que la letrada puntualizara: “Como partido político no nos podemos quedar solamente en la queja sino proponer, buscar soluciones y escarbar hasta el fondo del problema para encontrarlas”.

-¿Lo ocurrido en Palermo se podría haber evitado?

-Es una situación muy triste pero es normal y es justamente aquello que lo hace peor. No es algo excepcional sino que sucede todo el tiempo y este caso en particular fue paradigmático porque fallaron muchas cosas para que el hecho se concretara. Los chicos estuvieron en un boliche toda la noche, salieron, nadie los vio en el estado que se encontraban, después ocurrió el hecho, que es de público conocimiento, no solamente la cuestión de la violación y aquello que lo pueda llevar o no a una persona violar a otra sino que el estado falló desde muchos lugares, nadie lo vio, la policía tardó en llegar igualmente que la ambulancia, se sucedieron muchos errores.

Son problemas muy complejos y muy difíciles de llegar, por eso es tan paradigmático en relación a que sucedió en el medio de calle, en pleno Palermo.

-¿La mayoría de los abusos o violaciones en qué ámbitos se producen?

-La mayoría de los abusos o violaciones ocurren en ámbitos intrafamiliares o laborales y es mucho más difícil descubrirlos si la víctima no hace la denuncia o no lo cuenta es muy complicado que el resto lo sepa por el tipo de delito que se trata.

En la pandemia y a partir de la situación de encierro aumentaron muchísimo los abusos o violaciones porque son intrafamiliares con lo difícil que es para una persona denunciar a alguien de su círculo íntimo y más cuando existe una relación de poder como un padre, un padastro, un tío.

Además, en ocasiones la mujer no podía salir a trabajar y dependía del hombre para su subsistencia y provocó que subieran también los números.

Amén que las mujeres están denunciando, la pandemia llevó a un incremento exponencial en los casos de abuso o violaciones.

También ocurrió porque durante la pandemia le dieron domiciliaria a muchísimos abusadores y violadores donde varios diputados votaron a favor en un claro ejemplo de aquello que no debe hacerse.

-¿Qué debería suceder con los seis acusados de violación?

-Como partido político en esta clase de aspectos debemos ser muy responsables en lo que decimos y no podemos dejarnos llevar por la bronca o el estupor que nos producen esta clase de hechos porque tenemos una responsabilidad mayor.

Debemos buscar cómo dentro de nuestras posibilidades que se tienen de la administración pública, poder judicial, poder legislativo para que haya menos víctimas y para que esta clase de sucesos no ocurran porque fallaron muchas cosas que no obedecen únicamente con los violadores, que claramente lo son.

-¿Cuántas situaciones de abuso llegan a condena?

-Hay que tener en cuenta que el 10 por ciento de las mujeres que son abusadas o sufren alguna clase de violencia la denuncian aunque a condena llega únicamente el 3 por ciento. Hay que ser responsables y si decimos que el violador es irrecuperable como políticos debemos preguntarnos para qué sirve aumentar la pena porque se trata de delitos para los que generalmente no hay condena.

Podemos hacer demagogia y decir que se le aplicará una sanción fuerte a los violadores, pero la realidad es que no podemos pedir penas mayores para delitos que no tienen casi condena.

-¿La víctima en todo el proceso?

-Tenemos que apuntar en mejorar los procedimientos y tengan en cuenta a la víctima, a las situaciones que atraviesan y no les resulte traumático denunciar porque las pocas personas que deciden hacerlo a veces la pasan mucho peor, es muy contraproducente. En nuestro país muchas veces se habla de reformar la Justicia Federal pero únicamente para que los políticos no vayan presos si roban en sus gobiernos; pero la justicia ordinaria, provincial, penal es la que realmente cambia la vida a los ciudadanos y en tal sentido, existen muchas cosas a mejorar porque en los procedimientos hay muchos tecnicismos que impiden a la víctima probar una violación.

En este caso, es paradigmático porque la gente los vio, los agarraron in fraganti pero después es complejo probar que violaron a una persona dentro de su casa. Por lo tanto, deben utilizarse todos los mecanismos existentes para encontrar la mejor forma, que la víctima no sea revictimizada porque sucede que la hacen declarar 20 veces lo mismo para recordar el hecho que para ella es terrible, entonces optan por no denunciar o no queriendo participar de la causa. Se hace mucho foco en la víctima y nunca en el acusado, teniendo que someterse a un montón de procedimientos y pericias que el acusado no atraviesa.

-¿Se avanzó algo en materia de género en la práctica o únicamente nos quedamos en los anuncios?

-En el gobierno anterior se avanzó en relación a que sean de instancia pública ciertos delitos contra la integridad sexual pero más referido al tema de menores donde puedan denunciar sus padres, familiares o personas que se enteren. No obstante, ya al tratarse de mayores tiene que denunciar únicamente la víctima que es muy complejo porque mayormente existe un vínculo con el victimario y es difícil que la persona se de cuenta de aquello que está sucediendo, mientras que, para el entorno es una situación horrible conocer lo que ocurre pero no poder hacer nada al respecto.

Se requiere de un debate muy profundo de toda la sociedad en estas cuestiones y no un tema de marketing para aumentar las penas porque es lo que pide la gente para con los violadores ya que no se solucionará nada con ello solamente.

-¿Qué opina acerca de las declaraciones de la Ministra de la Mujer?

-Me parece que sus declaraciones estuvieron muy por fuera de la realidad, lo vertido por la funcionaria lo puede declarar una ONG que estudia cuestiones sociológicas, pero cuando se es Ministra y con una responsabilidad en el Poder Ejecutivo de un país tiene que resolver como asimismo generar políticas públicas para mejorar situaciones, cambiarlas o frenarlas pero aportar un criterio sociológico en cuanto a si son monstruos o no son monstruos no es algo que sirva para la discusión. La Ministra debe impedir que esta clase de hechos ocurra y si ocurre contener a la víctima, revisar qué se está haciendo mal pero para mí busca una justificación para no hacerse cargo del lugar que ocupa.

-¿Cómo pueden prevenirse esta clase de hechos?

-La prevención es fundamental, la educación a los chicos en sus casas, en el colegio pero no poniendo al hombre como el enemigo porque no es una cuestión de mujer vs. varón sino de personas violentas y personas violentadas, no hay que poner en el hombre un enemigo porque si hablamos de la deconstrucción y demás, poniéndolo como enemigo pero no acompañando y no hablando las cosas no llegaremos a ningún buen puerto. Hay que trabajar desde todos los ámbitos, con los diferentes mecanismos que se encuentran al alcance y escuchando qué le pasa a las víctimas, cómo llegaron a una determinada situación porque cuando no se escucha a las víctimas no se entiende el problema. Si no partimos desde esa base no se soluciona la cuestión de fondo.

-¿Alcanzan las herramientas implementadas?

-Todo ayuda, se avanza muy lento para un problema muy complejo y está bien existan Comisarías de la Mujer para tomar la denuncia pero cuando una persona concurre es porque ya decidió denunciar, el problema está en qué hacemos antes para dar esa confianza a esas mujeres o a esos hombres en el sistema judicial, en la policía, en su gobierno y decida denunciar para que después crea que toda va a empeorar.

Si la víctima denuncia, pero a los 10 días sus agresores quedan libres la mujer que sufre violencia se pregunta para qué denunciar. El sistema judicial es el que más planteos tiene que hacerse y también respuestas que proporcionar.

Generalmente las personas que ejercen violencia contra las mujeres, los agresores o violadores no lo hacen una vez ni es un hecho aislado sino que lo hacen con varias y me animo a decir que en todos los casos.

-Volviendo al hecho en Palermo, ¿Habrá una sanción ejemplificadora?

-En este caso puede llegar a darse una pena ejemplificadora pero por tratarse de un delito que lo descubrieron en el acto cuando estaban cometiendo el hecho. Habrá dudas en cuanto a algún atenuante o agravante, que serán cuestiones más técnicas. Con respecto al tema de las sustancias se puede aducir cuando no se es consciente de los actos pero en este caso, de acuerdo a aquello que se observa en las filmaciones, podían discernir lo que estaban haciendo.






Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay etiquetas aún.
bottom of page