top of page

!Y el rojo ya salió campeón y el rojo ya salió campeón!

Independiente se convirtió este miércoles en el nuevo campeón del fútbol de Chivilcoy tras empatar 1 a 1 frente a Colón en el Estadio ‘Raúl Lungarzo’. El ‘rojo’ hizo valer su victoria de visitante por la ventaja mínima para adjudicarse un resultado global de 2 a 1.

Un partido entretenido en su desarrollo con un dueño de casa que volvió a golpear primero pero enfrente tuvo un rival que nunca se entregó y estuvo en partido hasta el final, mucho más después de obtener la igualdad.

Las posturas tácticas estuvieron definidas desde el arranque mismo del juego, con un Colón que consiguió ganar el mediocampo, decidido a tomar la iniciativa del partido, manejar la pelota en campo rival para poder conseguir el gol que le permitiera igualar la serie.

En los minutos iniciales le costó al ‘rojinegro’ poder abrir a la defensa de Independiente pero consiguió generar jugadas de pelota parada cerca del área rival, peligrosas para el arco de Horts pero no las pudo aprovechar correctamente.

El dueño de casa estaba parado de contra y a través de esa vía consiguió abrir el marcador a los 15 minutos de juego en su primera acción ofensiva profunda, con una contra comanda por Suárez un centro despejado pero que le cayó a Pascuccio quien abrió hacia la izquierda para un Salvaggio habilitado que superó a Cañameras con un fuerte remate al primer palo.

De esta manera, Independiente se ponía 2 a 0 arriba en el global y se hacía más cuesta arriba para Colón.

No obstante, después del tanto en contra a Colón no le costó tanto asimilar el golpe y pudo reaccionar a punto tal de tener un par de ocasiones claras para convertir a través de Bourdieau pero el arquero de Independiente le negó el tanto en buena reacción, mientras que, un cabezazo de Cáffaro dio en el travesaño echando por tierra esa regla futbolera que dos cabezazos en el área terminan en gol.

A través de la pelota parada, Colón iba a disponer otras ocasiones para llegar al empate durante la primera mitad pero nuevamente volvió a encontrarse con la figura del arquero Horts para impedir que vulneren su valla o con algún remate de Díaz que se perdió desviado.

Después del gol en contra, la pelota fue manejada por el visitante en principio buscando atacar más por izquierda con Scampini, Pérez y Díaz aunque luego su ataque también se volcó a la derecha con Lombardo y Sosa, resultando difícil para los de Abalos poder generar alguna situación de peligro con el juego aéreo pero sí pudo meterse cuando puso la pelota contra el piso y logró desbordar al ‘rojo’ o en su defecto con alguna acción individual cerca del área mayor.

Los dirigidos por JJ Lungarzo no pudieron volver a llevar peligro real frente al arco de Cañameras hubo insinuaciones y aproximaciones pero ya no tuvieron alguna situación concreta para convertir un segundo gol pese a disponer de espacios vía contragolpe.

En el segundo tiempo, la pelota tuvo un solo dueño y fue Colón. El ‘león’ monopolizó el control de la pelota pero no podía progresar ante una férrea defensa de Independiente que mantuvo su postura de contraataque aunque fueron muy pocas las veces que tuvo alguna posibilidad de marcar por segunda vez en el encuentro.

Colón no se resignó y siguió buscando, pese a algunas lesiones e ingreso de sus juveniles, a tratar de encontrar el empate como asimismo descontar en el global para ponerse a tiro de intentar forzar una definición por penales.

Después de disponer de algunas ocasiones como un potente remate de Ciancio que halló otra buena respuesta de Horts, pudo alcanzar la paridad y lo hizo a través de Tobías Cáceres que dentro del área se sacó un marcador de encima con un enganche más un remate cruzado imposible para el arquero local.

En su mejor momento anímico, Colón se quedó con un jugador menos por la expulsión del pibe Rodas pero no claudicó en su misión y casi lo consigue revertir la historia pero casi. La última de Colón fue con un mal control de Dauría como último hombre que Roldán no pudo dominar.

Posteriormente, la jerarquía de Independiente se encargó de mantener el resultado hasta el pitazo final del árbitro Bruno Amiconi.

En definitiva, fue empate a 1 y por el 2 a 1 en el global, Independiente se consagró campeón. Las finales se ganan y fue lo que hizo Independiente pese a que Colón mereció mejor suerte debido a que futbolísticamente consiguió en varios pasajes superar a su rival pero Independiente no falló cuando se le presentaron las oportunidades de convertir y por eso terminó festejando.

Independiente salió campeón e invicto merced a una muy buena fase clasificatoria que ganó de punta a punta, le costó en las instancias finales y necesitó de los penales para superar a Moquehuá y Gimnasia en cuartos y semifinales, pero en las finales mostró su jerarquía más una destacada fusión entre juveniles y futbolistas mayores.

De esta forma, Independiente pudo volver a celebrar luego de cuatro años en el orden doméstico y cortó una trilogía de títulos que ostentaba Colón.

En el Parque todo fue rojo, festejos de jugadores, cuerpo técnico, dirigentes e hinchas por volver a sumar otra estrella a su escudo y llegó el momento máximo de algarabía en materia de celebración cuando Valentín Fernández levantó la copa que ofreció a todo el pueblo de Independiente.

Un cuerpo técnico que se dio el gusto de coronarse, un plantel de menor a mayor durante la temporada primero creciendo en juego y luego agregando resultados, más futbolistas mayores que aportaron su experiencia para obtener ese combo perfecto que lo llevó nuevamente a dar la vuelta olímpica.

En una final lógica, debido a que llegaron los dos mejores equipos del segundo torneo del año, en definitiva el premio mayor quedó en poder de Independiente.


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay etiquetas aún.
bottom of page