Rafael Mancera “Las personas no habilitadas para la kinesiología pueden generar graves daños en el p

Rafael Mancera, coordinador de la comisión de control del Colegio de Kinesiólogos de la provincia de Buenos Aires, estuvo el pasado viernes en Chivilcoy para recorrer y supervisar la ciudad ante denuncias referidas a la práctica ilegal de la especialidad

Desde el Colegio de Kinesiólogos de la Provincia (CoKIBA) alertaron sobre los riesgos de este fenómeno.

Desde el colegio profesional recordaron que ante cualquier duda sobre el ejercicio de la kinesiología pueden acceder a la página institucional de CoKIBA (www.cokiba.org .ar) donde encontrarán los listados completos de los profesionales habilitados para dichos tratamientos o también comunicarse con los teléfonos: 0221-4243885.

Rafael Mancera

“Estamos haciendo un trabajo de campo por parte del Colegio, visitando distintos consultorios y poniendo un poco de control desde el (CoKIBA) en cuanto a la posible actividad o ejercicio ilegal de la kinesiología”, manifestó el coordinador de la comisión de control.

Asimismo, explicó: “Existe un marco regulatorio en nuestra provincia dado básicamente por la ley de creación del Colegio, la ley 10.392, que en su artículo 14 se basa en todo lo relacionado a las incumbencias propias del kinesiólogo”.

“A partir de esa ley actualmente en provincia, el Colegio tiene la potestad de ser un órgano de contralor en cuanto a la salud”, mencionó, y agregó: “Es parte hoy por hoy de elevar e informar a distintas instituciones como al Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires como máximo órgano de contralor en cuanto a la salud de la población”.

“El colegio es encargado de denunciar y elevar cualquier información relacionada al ejercicio ilegal de la kinesiología”, puntualizó.

Sobre su presencia en Chivilcoy, remarcó: “A nuestro colegio se acercó información de distintas personas que no tienen un título habilitante para ejercer determinadas prácticas de la kinesiología, en este caso la masoterapia, el drenaje linfático, la utilización de aparatología con fines terapéuticos y cualquier otra técnica donde se utilice un recurso desde la kinesioterapia, la fisioterapia a fines del tratamiento de una patología”.

“Es uno de los colegios, el de la provincia de Buenos Aires, con mayor conflicto y a nivel país la kinesiología tiene una ardua batalla en contra de toda la actividad ilegal por personas que no tienen título habilitante”, subrayó, y añadió: “También para con institutos o instituciones formadoras de personas que no revistan la habilitación legal para después realizar práctica de la kinesiología”.

Consultado acerca de cómo reconocer un profesional habilitado, Mancera respondió: “El Colegio y toda la comunidad kinesiológica de la provincia de Buenos Aires acerca a la población la información al paciente que necesita hacerse el tratamiento de kinesiología”.

“El paciente debe exigir la matricula profesional correspondiente a nuestro colegio, es vital que se exija, aquella que avala al profesional legalmente para poder realizar la práctica de la kinesiología”, señaló.

“Las personas no habilitadas para la kinesiología pueden generar graves daños al querer realizar el tratamiento de alguna patología en el paciente”, enfatizó, y esgrimió: “Recibimos denuncias en el colegio de pacientes que fueron damnificados por personas no habilitadas, el Colegio actuó en su momento e hizo las denuncias correspondientes para con esas pseudoprofesionales”.

“Siempre se actúa y el colegio seguirá de cerca todo el control del ejercicio ilegal de la kinesiología, continuamente al lado del matriculado apoyándolo”, exclamó, y afirmó: “Trabajaremos con énfasis para detectar a las personas no habilitadas para ejercer la kinesiología, asimismo en contra de las ofertas educativas engañosas como estos lugares o institutos que forman personas habilitadas ilegalmente”.

“Puede llegar a ser un perjuicio para los profesionales el hecho de tener una competencia ilegal, pero el máximo perjuicio es en la salud de la comunidad”, sostuvo, e insistió: “Por eso una vez más advertir a la población que exija la matricula, que verifique sea un kinesiologío antes de hacer una consulta en cualquier localidad de la provincia de Buenos Aires”.

“El Colegio de Kinesiólogos tiene una página web y cualquier persona que deba concurrir al tratamiento de la especialidad puede acceder, una vez que ubica la localidad donde se atenderá podrá informarse de todos los colegas que están matriculados y habilitados legalmente para atenderlos”, comunicó.

Javier Viscardi

El presidente del Círculo de Kinesiólogos de Chivilcoy advirtió: “Muchas veces los pseudoprofesionales tienen un título colgado en la pared o una matrícula pero no son oficiales. Los títulos habilitantes de grado están otorgados por Universidades Nacionales habitualmente como la de Buenos Aires, Universidad Privada como la de El Salvador que también hay en Santa Fe o Córdoba”.

“Son títulos bien claros que dicen Universidad Nacional y los números de matricula tienen que estar avalados por CoKIBA, cualquier otra matricula que se dan esos lugares que ofrecen salidas laborales de esa forma no son habilitantes con problemas consecuentes para la salud de las personas que se pondrá en manos de alguien que no está capacitado”, consignó.

“Tenemos una ordenanza generada en el Concejo Deliberante de Chivilcoy donde todos estos institutos y academias tienen que poner claramente que no son con salida laboral”, recordó, e indicó: “Pueden dar un curso de masajes pero aclarando bien a la gente que si los incitan a atender a un paciente estarán cometiendo un delito, mínimamente una infracción”.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: