Lorena Paola Federico “Nos hicieron sacar una foto con las manos atrás como si estuviésemos esposado

Luego de que la policía local detuviera a dos jóvenes el pasado domingo por violar el aislamiento social, preventivo y obligatorio, Lorena Paola Federico y Cesar Nicolás Martínez optaron por el apoyo legal y elevaron una carta con la presentación de documentos personales. Ella manifiesta ser de Chivilcoy y que esa misma noche estaba saliendo de viaje a Luján, localidad en donde trabaja.

La insistencia logró que podamos dialogar con ella. Nos encontramos vía teléfono con una persona que se notaba preocupada y afectada por el momento menos esperado: “No es para nada lindo pero queremos aclarar las cosas y solo eso. El sábado 11 de abril salí desde Luján, ciudad en la que yo trabajo y me acerqué a todo tipo de policía para mostrarles mi dirección, a donde vivo y demás porque es todo nuevo, creo que nadie está bien informado de los permisos y entonces pregunté y me dijeron que estaba apta para viajar. De esa forma, con todo en regla para hacerlo viajé y en Olivera ya me paró un policía, le mostré cada uno de mis papeles y me dijo que siga paso. A las 19.30 horas arribé a Chivilcoy, quiero ingresar por la Ruta Nacional número 30, por el acceso de las palmeras, (Av. José León Suarez) y ahí se acercó un efectivo. Yo, con barbijo puesto, le muestro mi documento y permiso y me dijo que estaba todo perfecto", comenzó la introducción de la historia.

“Pasé la noche en mi domicilio y al otro día (Domingo) regresé y al salir me hicieron detener, en este caso una persona de civil que bajó de un auto particular. La Policía y Guardia Urbana en todo momento me hablaron muy bien, una sola persona se alteró un poco y me trató de mentirosa y fue eso lo que me puso tan mal porque yo no estaba robando ni estaba haciendo nada de otro mundo, solamente presentando todo como tenía que ser. Fue un momento muy feo, lloré y ellos no me creían que yo vivía en Chivilcoy. Les dije que tuve un negocio, que fui monotributista, que fui al colegio el año pasado, tengo cosas a mi nombre y demás". A todo esto, según Paola, aparece el segundo involucrado: "Mientras tanto me llamó mi novio en ese momento y le conté la situación como pude ya que de los mismos nervios ni podía decirle donde estaba ubicada. Me estaban tratando como si hubiese matado a alguien y en realidad nada de eso. Al rato llegó mi novio con una boleta de gas para demostrar el domicilio y puedan corroborar que no mentía pero con él se pusieron todos violentos porque supuestamente estaba violando la cuarentena, cuando lo único que hizo fue llevarme la factura para que me crean que vivo en Chivilcoy y no estaba mintiendo", detalló.

Tras todo lo contado anteriormente llegó la parte que quizás más afectó a la pareja: “Nos llevaron a los dos a la comisaría, no estuvimos detenidos como se dice, nos hicieron poner en una foto con las manos atrás en donde parecíamos esposados y nosotros creímos que no nos iban a exponer, hasta nos dijeron que era una foto para el expediente de la comisaría. Salimos hasta en la televisión y medios digitales como si hubiésemos cometido el peor delito. No fueron ni capaces de taparnos la cara, nosotros nunca le faltamos el respeto, traté de estar lo más tranquila que podía a pesar de estar muy mal y no entendemos como se divulgó tanto sin hacer nada ilegal. La verdad es que el auto me lo compré hace muy poco y no iba a arriesgarme por algo así, a que me saquen lo poco que tengo, somos dos laburantes y la verdad fue un momento horrible", describió así la situación Paola Federico.

“Hace tres días que no como ni duermo, no queremos hacerle juicio al estado como muchos dicen ni nada similar, solo queremos que se aclare y que la gente sepa la verdad y no quisimos hacer nada ilegal, al contrario. No queremos llegar a nada, solo que se sepa la verdad y que los medios se informen un poco más antes de publicar algo porque fueron ellos los que lo hicieron. El primer diario que lo publicó dijo que yo venía a visitar a mi novio, con esto que está pasando no voy hacer eso, somos grandes y sabemos todo, nos dolió mucho”, insistiendo en la posibilidad de que los medios se deshagan de esa información.

Por último dijo: “Lo único que pedimos es que se aclare y que antes de informar se averigüe porque no es nada lindo. Tuvimos que llegar a mostrar foto de mi documento y todo tipo de información sin necesidad alguna. La carta fue redactada por una abogada, nos asesoramos para que nos saquen en principio de los medios y contar la verdad. Esto sigue porque es una causa penal y no termina acá".

Buscar por tags
No hay tags aún.