Pablo Bianchini “Las pymes argentinas estamos acostumbradas a movernos con alta inflación pero no si

Pablo Bianchini, es el presidente de la Comisión de Jóvenes del Centro Comercial, Industrial y de Servicios, integrante de la comisión directiva del CECOINSE y asimismo es comerciante del rubro textil.

El dirigente analizó la actualidad de las Pymes en contexto de aislamiento social, preventivo y obligatorio.

“Mi familia es de comerciantes tanto mi padre, mi hermana con en mi caso, más precisamente en el rubro del comercio textil y toda esta situación nos toca de cerca, sector que se encuentra forzado por este aislamiento a mantener las puertas cerradas”, señaló Bianchini a Radio del Centro.

“En lo personal ni en lo institucional me encuentro en desacuerdo con las medidas, se viene actuando correctamente en tal sentido con respecto a la salud”, señaló, y agregó: “pero también estoy como representante de CECOINSE, en la Federación Económica de la provincia de Buenos Aires, canalizando sugerencias asimismo pedidos para que el sector Pyme, responsables de las dos terceras partes, del empleo formalizado pueda seguir funcionando”.

“Casi el 70 por ciento de la actividad comercial e industrial se encuentra obligada a estar en el receso de actividades y lo más preocupante, por tal motivo se están haciendo acciones, es que se corte la cadena de pagos”, consignó.

Asimismo, advirtió: “Si no hay una ayuda económica o cierta flexibilización en algunas cuestiones no se podrán pagar sueldos, no se podrán pagar alquileres. Algunas medidas fueron saliendo pero se precisan otras”.

“Hay locatarios que no viven de alquileres pero otros sí y el comerciante no lo puede pagar debido a que tampoco puede trabajar, no tiene ingresos y el dueño del local necesita ese dinero para vivir, es toda una cadena la que arma”, subrayó.

E indicó: “Estamos pidiendo en todas las líneas de crédito que salgan para pago de sueldos y de alquileres sean a tasa cero porque si no podemos trabajar ni tenemos ingresos lo lógico sería que no se paguen intereses”.

“Por la época del año que estamos atravesando dudo mucho que el aislamiento termine en cuestión de días, por lo tanto para poder mantener las fuentes de trabajo y de empleo, estamos muy lejos de lo que realmente se necesitará”, remarcó.

“El informe de una consultora muy importante indica que una Pyme en treinta días cerrada, quiebra”, sentenció, y sostuvo: “El Presidente manifestó, al ampliarse la cuarentena, que no permitiría el despido de personal pero si la empresa está cerrada 30 o 45 días quebrará y no tendrá dinero para abonar las indemnizaciones”.

“Si las Pymes no pueden trabajar ni generar ingresos tampoco podrán pagar impuestos y de esos impuestos se vale el estado para poder delinear políticas paliativas de distintas clases de crisis”, puntualizó, y enfatizó: “si no hay una generación de ingreso en la economía medianamente formal, el estado tampoco tendrá ingresos para poder apoyar a los sectores más vulnerables”.

“Las pymes argentinas estamos acostumbradas a movernos con alta inflación pero no sin trabajar ni tener ingresos. Entre no poder trabajar y se tome una medida que aumente la inflación, es conveniente tener inflación en este caso y de hecho el bajarla sería una medida a relegar a un par de meses”, afirmó.

Por último, esgrimió: “Es un cuadro de situación complejo desde el aspecto de salud como en el aspecto económico, son dos caras de una misma moneda. Hay que priorizar la salud justamente para poder trabajar aunque debe existir un equilibrio razonable entre ambos aspectos”.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: