Al monóxido se lo conoce como el asesino invisible

Con el Lic. Sergio Felice, Jefe de Seguridad y Medio Ambiente de Camuzzi Gas Pampeana, dialogamos acerca de las medidas de prevención por intoxicación con Monóxido de Carbono.

También en comunicación con Radio del Centro se refirió a cómo actuar en caso de una pérdida de gas.

En relación a la charla que brindó a Bomberos Voluntarios y personal de Defensa Civil en nuestra ciudad, expresó: “La charla que hicimos apuntaba directamente a la prevención ante roturas de cañerías y cómo actuar frente a una emergencia en coordinación con Bomberos, Defensa Civil y las fuerzas vivas de la ciudad.

Se abordaron temas específicos en intervención para emergencias y la forma de trabajar mancomunadamente para minimizar las consecuencias que pueda generar en este caso un escape de gas por la rotura de un tercero”.

Consultado sobre cómo debe actuar el vecino ante una pérdida de gas, respondió: “Fundamentalmente tener en claro que el gas es inflamable y explosivo, en consecuencia lo primero que debemos hacer es evitar cualquier fuente de energía que pueda combinarse con esa mezcla y generar una explosión dentro de la vivienda.

Rápidamente cerrar todas las llaves de gas porque anulando esas válvulas evitamos la salida del fluido, abrir ventanas rápidamente para ventilar y eliminar de ese lugar el gas que está circulando por dentro del ambiente.

Nunca prender ni apagar ningún artefacto eléctrico, ni tampoco algún encendedor. No hay que prender ni tampoco apagar porque apagándose una luz también existe una pequeña fuente de energía en esa apertura del circuito, esa mínima energía si encuentra la mezcla perfecta entre gas y aire puede generar consecuencias importantes”.

Acerca del monóxido de carbono, Felice remarcó: “Es un gas altamente tóxico, que se genera por la mala combustión no solamente del gas natural sino del gas envasado que se compra en garrafas o las famosas chanchas, en los braseros, en cualquier tipo de elemento donde la combustión no es la completa.

Es muy importante que previamente a encender un calefactor o artefacto que viene de estar 8 o 9 meses apagados llevar a cabo un mantenimiento preventivo previo a encenderlo porque puede tener suciedad, los quemadores pueden estar obstruidos.

Toda esa suciedad u obstrucción en los tirajes provocará una combustión que no es la óptima y cuando no hay una combustión óptima se genera monóxido de carbono, por eso la importancia que antes de encenderlos, después de tanto tiempo de estar apagados, hay que realizar un mantenimiento para tener la tranquilidad que la combustión es buena.

Al monóxido se lo conoce como al asesino invisible porque no tenemos posibilidad a través de nuestros sentidos de darnos cuenta que está en un ambiente”.

A continuación se refirió al color de la llama: “Cuando a la llama se la empieza a notar amarillenta con puntos rojizos – anaranjados es un síntoma que la combustión no es buena y pueda haber monóxido de carbono en el ambiente.

Poder observar la llama detectando que no está quemado como corresponde y que no es azul es muy importante dar intervención a un gasista matriculado para que realice el mantenimiento de ese artefacto porque una llama que no es azul es sinónimo que existe una mala combustión y cuando hay mala combustión hay monóxido de carbono en el ambiente.

Además, puso énfasis en utilizar el gas de manera racional: “Nos preocupa mucho el tema de hacer un uso racional del gas y dejar un artefacto encendido siendo el gas natural un recurso no renovable, es malgastarlo para las próximas generaciones. Cuando no se tiene que utilizar el artefacto debe apagarse pero sí antes de encenderlo realizar una limpieza y mantenimiento.

Es muy importante en tal sentido convocar a gasistas matriculados que están certificados y habilitados para realizar tareas de mantenimiento e instalaciones.

El uso racional del gas es sumamente importante, una instalación que se encuentra certificada por un gasista matriculado y aprobada por Camuzzi puede sin ningún tipo de inconveniente quedar encendido para cuando la persona regrese a su casa encontrar un ambiente cálido, aunque si se va por tiempo muy prolongado la racionalidad en el uso en tal sentido no es la mejor, pero desde el punto de vista de la seguridad puede dejarlo al mínimo y se encuentra un ambiente cálido. No tiene sentido el ventilar las casas en este contexto de pandemia y dejar encendido los calefactores”.

También, Felice hizo hincapié en revisar los tirajes: “Un aspecto importante es revisar los tirajes, muchas veces los caños que salen detrás de los artefactos hacia afuera son ocupados por aves que hacen sus nidos en los remates de esos conductos y los tapan, por lo tanto aquello que debería irse afuera como gas tóxico no puede hacerlo por esa obstrucción que hicieron las aves e ingresa a nuestros domicilios”.

Advirtió en cuanto a calefaccionarse con hornallas u horno de la cocina: “Realizo un trabajo que me brinda muchas satisfacciones pero hay otras situaciones más feas que me tocan atravesar como ir a domicilios donde se intoxican o mueren personas por monóxido de carbono.

En muchos casos familias se intoxican o mueren por calefaccionarse con las hornallas u hornos de una cocina siendo artefactos que no están diseñados para calefaccionar sino para cocinar. Muchas veces, familias en el afán de calentar rápidamente la casa encienden las cuatro hornallas o el horno, que efectivamente calienta velozmente pero termina comiendo el oxigeno que hay en el ambiente, empieza a haber una mala combustión, aparece el monóxido de carbono y lamentablemente personas se intoxican o peor aún, mueren.

Son todas intoxicaciones o muertes absolutamente evitables.

Asimismo, Felice hizo mención a las charlas de concientización en las escuelas: “Estamos realizando también una fuerte campaña orientada a los chicos en las escuelas primarias de 5º y 6º Año porque son unos excelentes multiplicadores de mensajes. Compartimos material pedagógicamente apto para los estudiantes para que difundan las medidas preventivas. En nuestra página de Camuzzi todas las escuelas pueden acceder al material de difusión y ahora estamos retomando la actividad presencial para prevenir ante la presencia del monóxido de carbono”.

Con respecto a la calefacción de dormitorios y baños, consignó: “Los artefactos habilitados y homologados para calefaccionar los dormitorios son las estufas de tiro balanceado, como se las conoce habitualmente, que instaladas correctamente por un gasista matriculado pueden descansar tranquilos y calefaccionarse perfectamente.

No pueden estar en un cuarto nunca ni en un baño artefactos a cámaras abiertas porque son sumamente peligrosas y si pueden utilizarse en otros ambientes con las rejillas de ventilación correspondientes. Las rejillas de ventilación no pueden estar tapadas porque entra frío debido a que si las tapo evito que el gas se renueve y la concentración de monóxido de carbono dentro de ese ambiente puede provocar muchísimos inconvenientes”.

Otra cuestión a tener en cuenta para Felice es poner a secar prendas de vestir cerca de los calefactores…“y los bomberos pueden decirlo tranquilamente que muchos incendios se iniciaron producto de la combustión en la ropa cuando se utilizan los calefactores y se acercan las prendas de vestir para secarse dentro del ambiente del hogar pudiendo provocar emergencias importantes”.

Por último, Felice se expresó en relación a los detectores de monóxido de carbono: “Existen en el mercado, se comercializan, es una herramienta más de prevención, correctamente instalados avisan de la presencia de monóxido de carbono pero no todos pueden acceder. Por eso, apuntamos desde lo preventivo principalmente que los artefactos estén en condiciones y también las instalaciones, tener las ventilaciones adecuadas y con todo ello funcionando correctamente no necesitamos ponernos en gastos de un equipo detector”.




Buscar por tags
No hay tags aún.