top of page

Dra. Salinardi: “Estamos en el trabajo del primer observatorio local en contra de la violencia"

La directora municipal de Género, Dra. Florencia Salinardi expresó que toda la Secretaría de Derechos Humanos, Género y Diversidad Sexual, como la mayoría de las áreas de nuestro municipio “en este año tan particular y especial que nos tocó transitar a todos y a todas, continuamos con nuestras tareas”.

E indicó: “Incluso, viendo la necesidad de reforzar, repensar las estrategias, tuvimos que idear nuevas formas”.

-¿Cómo desarrollaron esa tarea en este contexto?

-Nuestro campo de trabajo, es de contacto sumamente estrecho y de necesidad de estar en primera línea con personas en situación o contexto de violencia.

Se nos vio completamente dificultada la tarea por la pandemia, el aislamiento obligatorio, que de algún modo nos obligó a reformular las estrategias, a pensar de qué modo continuar llegando a la gente, poner al servicio de la comunidad los recursos, las herramientas en materia de prevención en contra de situaciones de violencia que es el campo de acción nuestro.

Pensando de qué manera y con los recursos que el Estado provincial y nacional ponía a disposición, para poder implementar en nuestra ciudad, fue necesario repensar las estrategias, acceder de modos remotos, se focalizó mucho en las cuestiones digitales, en las campañas gráficas, se habilitaron números de emergencia.

-¿El trabajo de la Dirección en pandemia?

-Tengamos en cuenta que el decreto presidencial siempre habilitó a personas que transcurrían lamentablemente un hecho o padecían violencia, a solicitar ayuda, asistir a Comisarías, a organismos que trabajamos en el abordaje de la violencia. La Dirección de Género no cerró ni un solo día, estuvimos siempre trabajando, atendiendo; se nos duplicó, en el primer período de pandemia, el trabajo.

Con el correr del tiempo que nos empezamos a descomprimir, que ciertas actividades comenzaron a habilitarse y la gente fue saliendo de una forma paulatina a la calle, retomamos el número de denuncias y comunicados.

-¿Un antes y un después del aislamiento?

-Las estadísticas para Chivilcoy en la pandemia se vio dividida en dos períodos; en un primer momento marzo, abril, mayo, inicios de junio, las situaciones de aislamiento fueron un terreno fértil para los padecimientos de violencia, los hechos de agresiones intrafamiliares se vieran aumentados. El aislamiento fue propenso para convivir con estas personas agresivas y violentas, y que se viera incrementada pero no así las denuncias. Entonces, fue necesario incorporar nuevas estrategias para el alcance de las personas, proporcionarles herramientas como lo fue Barbijos Rojos con las farmacias que fue uno de los rubros que nunca cerró.

Nosotros desde la Dirección de Género, proporcionamos teléfonos de emergencia, que fueron líneas diferenciadas para atención durante el aislamiento, incorporamos a lo largo de este año un plantel de profesionales, que trabajan en binomio con el equipo de asistencia a víctimas. Es un antes y un después, bisagra e innovadora en materia de prevención y legitimación de derechos, que es el equipo de masculinidades. Entendiendo la violencia con la necesidad de un andamiaje completo e integrado.

No es que asistimos y justificamos hechos de violencia, la idea es cambiar el paradigma, entender que hay varones que por educación, por medios aprendidos que se busca poder romper con estas masculinidades hegemónicas que replican violencia. Como también, ampliar su comprensión de la justicia, que les llegue un papel, una cédula policial, a través de ese simple papel que muchas veces no tienen recursos para comprender, se les diga que a partir de ese momento están inhibidos o prohibidos de tal o cual cosa, muchas veces es generador de otros hechos de violencia aún más graves.

-¿El equipo de masculinidades?

-El equipo de masculinidades para la igualdad, trabaja en la comprensión de los aspectos judiciales, en romper con estos procesos hegemónicos, en deconstruir estas masculinidades tal cual son conocidas, en las cuestiones machistas, tan selectivas y discriminatorias. Lo que hacemos, con dos equipos, en días y horarios diferenciados de atención, es trabajar las dos partes de un mismo caso. Eso, nos faculta, facilita las intervenciones y el abordaje, tenemos más controlado el seguimiento, el día a día, cómo van sucediendo las cosas de un lado y del otro, los períodos de vigencia de las medidas judiciales, si hay hijos en común orientamos al trámite judicial para que no sea vulnerado ningún derecho de ninguno de los dos progenitores. De alguna manera, redoblamos la apuesta y ponemos los recursos al alcance de la comunidad, incluso somos uno de los pocos municipios dentro de la provincia de Buenos Aires que contamos con este recurso profesional.

-¿La voluntad política en materia de género?

-Siempre digo, la voluntad política es imprescindible en materia de abordaje de género, así lo entendió muy bien la gestión del Dr. Guillermo Britos al poder incluir dentro de su agenda y gabinete la primera área destinada, con especificidad en la materia.

La Dirección de Género si bien fue creada a inicios de este año, ya veníamos con un trabajo desde la Coordinación de Políticas Públicas en contra de la Violencia. Este año, se jerarquizó, se enfatizó, ya con presupuesto propio, equipo destinado específicamente al abordaje de esta problemática, oficinas diferenciadas. En un año particular, complejo, difícil para todos y todas en un montón de aspectos lo cual, frustró algunos proyectos institucionales que veníamos trabajando y abordando. De todos modos, no desestimamos y creemos que el año que viene con un mejor panorama y siendo bastante optimistas, vamos a poder implementar esos proyectos para la comunidad de Chivilcoy.

-¿La solución es a futuro?

-Es un trabajo a largo plazo, con esto la Dirección de Género no garantiza una disminución de la estadística de denuncias, la apuesta es a que es un trabajo paulatino, un proceso muy arraigado, que va a ver sus frutos de acá a un tiempo. Ofrecemos recursos, asistencia terapéutica, en Chivilcoy hasta antes de la creación de este equipo no había un estamento que se ocupara de los varones o los dispositivos para varones que ejercen violencia. Estas personas, terminaban siendo denunciadas de otros casos, de otros hechos y no había una política pública destinada al tratamiento. Entonces, también vimos la necesidad y la importancia de ello, siguiendo la línea del Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad de la Provincia de Buenos Aires, que tiene esta línea de trabajo y pone en agenda estas cuestiones.

-¿La Mesa local contra la Violencia de Género?

-Chivilcoy no fue ajeno, utilizando la modalidad virtual, este año se trabajó muchísimo en la Mesa Local en Contra de la Violencia, un recurso importante de articulación, trabajo en red con todos los organismos y las instituciones que trabajamos en abordaje de la violencia territorial a nivel local.

-¿Cómo define este año?

-Fue un año muy ambicioso en materia de proyectos, estamos en el trabajo del primer observatorio local en contra de la violencia, es una labor que va a continuar el año que viene. Incorporamos en agenda la primera comisión de partos respetados y nacimientos humanizados dentro de la localidad de Chivilcoy, es un antes y un después en materia de mirada transversal de personas gestantes, entendiendo el cambio de paradigma, la apertura a las distintas disidencias. Realmente, hay que preguntarse si nuestro sistema de salud está preparado como debe y corresponde para por ejemplo, asistir el parto de una persona trans. Es mucho el andamiaje que hay que movilizar, más allá de las capacitaciones, sensibilización y voluntad profesional de algunos médicos y médicas, es importante tener un protocolo instaurado en el marco del plan de acción para contener la implementación de la Ley provincial de parto respetado.

-¿La conmemoración del 25 de noviembre?

-Se viene trabajando muchísimo, el 25 de noviembre tuvimos que reversificar el modo de conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Realizamos un video institucional que circuló en las redes y páginas del municipio. Estamos trabajando en un proyecto denominado bancos violetas, incorporar en cada espacio público un banco de ese color que a nivel internacional es el que se reconoce en la lucha contra la violencia de género y en él se contendrá información y datos útiles para el acceso público y alcance de la comunidad para personas en riesgo o que conozcan a alguien que lo esté y puedan pedir ayuda.

Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page