top of page

“El programa es de buenas prácticas agrícolas, hace énfasis en el cuidado y mejoramiento del suelos"

El director provincial de Agricultura del Ministerio de Desarrollo Agrario de la Provincia de Buenos Aires, Manuel Martín, entrevistado en el Programa ‘INTA en la Radio’, se refirió al programa de Buenas Prácticas Agropecuarias.

“Es un programa que responde en parte a la demanda concreta de productores y productoras de la provincia que nos estaban acercando distintas inquietudes y nos parecía necesario abordarlo desde un enfoque con especial énfasis en el suelo”, comentó.

Asimismo, manifestó: “El programa es de buenas prácticas agrícolas que hace énfasis en el cuidado y mejoramiento del suelo. Cuando hablamos de buenas prácticas hace referencia a un conjunto de producciones y manejos”.

“En este caso adoptamos las buenas prácticas que hacen un mejoramiento y conservan las condiciones gráficas de la provincia”, puntualizó.

Acto seguido, señaló: “La provincia de Buenos Aires es muy grande y posee muy ricos suelos, los más ricos del país pero desde hace varios años a la fecha hay regiones que presentaron una erosión hídrica y eólica bastante pronunciada”.

“Hubo una pérdida de materia orgánica muy lamentable en algunas regiones y entendemos que la heterogeneidad de ambientes que existen en la provincia de Buenos Aires no necesariamente se estaban trabajando de manera específica”, advirtió.

En tal sentido, consignó: “Había que encontrar una vuelta para que haya un programa que trate de sistematizar, encuadrar y englobar todas esas prácticas que son beneficiosas para el suelo y redundan en un aumento de la materia orgánica a largo plazo, asimismo prevea la erosión eólica e hídrica”, y agregó el funcionario: “también de manera constante se empiece a realizar una correcta aplicación de agroquímicos que es tan necesario para la sociedad donde todos los productores y productoras quieren dar cuenta de hacerla”.

“Nos parecía que iba en conjunto la correcta aplicación de agroquímicos y por otro lado, empezar a recuperar como asimismo mejorar los suelos bonaerenses”, espetó.

Además, consideró que las medidas “van de la mano con un desarrollo de la producción de una forma más sustentable y amigable con el ambiente, por eso en el programa tenemos beneficios y por otro, requisitos algunos que son excluyentes y otros complementarios no excluyentes”.

“El requisito que debe cumplir el productor que accede al programa es hacer un análisis de suelo, con el mismo un plan de trabajo de tres años con tres puntos a cumplimentar: una rotación de cultivos con balance positivo en la aplicación de carbono, manejos que prevean la erosión hídrica y eólica, entendiéndola como una opción la utilización de cultivos de cobertura y además ir reduciendo de manera paulatina la utilización de agroquímicos”, detalló.

A este respecto, explicó: “Una vez que el productor completa este plan de trabajo el agente territorial del Ministerio y los organismos que convenien, con quienes pretendemos formen parte de una red de agentes territoriales, solicitarán o no la aprobación del plan de trabajo”.

“Una vez que se aprueba se hace la visita al productor y además de dar cuenta que se hizo la rotación planificada: trigo – soja – maíz, solicitamos la receta agronómica para constatar la correcta aplicación de agroquímicos y el certificado de aplicador”, precisó.

También, Martín esgrimió: “Con esos requisitos cumplidos el productor ya sería parte del programa y si además cumple con algunos requisitos no excluyentes, que involucran diferentes acciones que ya se hacen pero quizás no de forma sistematizada, como la gestión de envases de agroquímicos, de los procesos, la agricultura de precisión, la gestión de la maquinaria; son siete ejes que deben completarse mediante una declaración jurada y nos interesa que se empiecen a incorporar en la práctica cultural de la producción”.

“La utilización de cuánto agroquímico se aplicó en la campaña, los productores pueden tener en el aire por cuestiones económicas pero no hacen un registro como sucede con los fertilizantes, por lo tanto pretendemos empiece a sistematizarse y funcione como un insumo al momento de diseñar la producción”, subrayó.

E indicó: “Al beneficio que acceden los productores al cumplir los requisitos se calculará en función de los que alcanzó y el total del beneficio será un subsidio que se obtendrá a partir de la tasa inmobiliaria”.

“No significa que el productor al momento de pagarla encuentre un descuento sino que tendrá un aporte no reintegrable del 10 por ciento para quienes produzcan entre 0 y 600 hectáreas, del 6 por ciento para quienes produzcan entre 600 y 1.000 y del 3 por ciento para quienes produzcan de 1.000 en adelante con un tope en 5.000”, especificó.

Por último, remarcó: “Nos parece importante poder hacer un incentivo que sea segmentado y progresivo en cuanto a su modalidad para tratar de equilibrar en algún punto con respecto a la cantidad de recursos que se asignan a los distintos productores por cumplir este programa”.


Comentários

Avaliado com 0 de 5 estrelas.
Ainda sem avaliações

Adicione uma avaliação
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page