top of page

“La principal preocupación de los vecinos pasa por la guardia externa del Hospital"

El médico generalista Pablo Cantet es precandidato a concejal en cuarto lugar por ‘La Fuerza del Cambio’, el espacio interno de Juntos por el Cambio que lleva a Carlos Perillo como precandidato a intendente.

Entrevistado en Radio del Centro, Cantet mencionó que, es su primera incursión política y asumió el compromiso considerando que ‘es el momento de una transformación junto con un gran equipo con grandes ideas, un grupo humano abierto al diálogo para que los ciudadanos podamos ver un cambio y dar oportunidades a gente con ganas de trabajar para y por Chivilcoy’.


-¿Por qué decide participar en política?

-Decido involucrarme en la política porque entendí que era tiempo de hacerlo, me siento preparado, es momento de no quedarme en mi casa quejándome si no salir a plantear propuestas porque hay muchas cosas para hacer en Chivilcoy.

Personalmente consideré que estaba preparado únicamente para la medicina, pero cuando recibí llamados de los integrantes de ‘La Fuerza del Cambio’ me agradó el equipo que se conformó, todas personas formadas y con propuestas realizables en la comunidad. Me gustó la forma que tienen de manejarse en relación a no confrontar con nadie si no lo que hacemos es escuchar que es la principal herramienta para poder cambiar algo y no hacer cosas que sean vacías de contenido.

Tenemos un equipo formidable donde no solamente que cada persona está abocada a una rama si no que nos juntamos y sumamos propuestas porque siempre llamamos al sentido común donde no hace falta ser médico para darse cuenta de un montón de cosas.

-¿Cómo evalúa el funcionamiento del Hospital?

-El Hospital de Chivilcoy es emblemático pero hay muchas falencias y el espacio que represento se encuentra preparado para poder transformarlo. Hay muchos servicios en el Hospital que funcionan a la perfección pero otros que no y son esos que no funcionan a la perfección son los deseamos transformar. Además, hay compañeros trabajando en condiciones laborales deplorables, con sueldos bajos, necesitando hacer horas extras para poder llevar el pan a la casa y esas horas extras se pagan muy poco. La persona que alguna vez estuvo en el Hospital y lo vivió desde adentro sabe que es un ambiente patológico como asimismo nocivo emocionalmente para los profesionales y además, está mal pago.

No estamos haciendo ninguna promesa si no poder escuchar, conocer el manejo actual del Hospital con el sistema de autogestión y si con ese dinero podemos transformar la salud pública de Chivilcoy.


-¿En qué aspecto de la salud debería ponerse más énfasis?

-Hace años que vengo pensando en la manera de poder trabajar tanto en la salud mental como asimismo la discapacidad porque son aspectos que quedaron rezagados. En materia de salud mental, tenemos un sistema muy deficiente a nivel nacional debido a que por ley tiene que destinarse el 10 por ciento del presupuesto y actualmente se destina únicamente 1.47 por ciento que viene decreciendo año tras año.

El trabajo en salud mental es importante porque 7 de cada 10 familias tiene un paciente con depresión en su casa y cuando debe recurrir al profesional no tiene el dinero para concurrir al privado porque es muy caro o cuando busca la atención pública en el Hospital se encuentran que no pueden atenderlos, no están preparados, no concurrió el psiquiatra. Amén de la gestión económica se necesita también hacer lo mismo con los equipos interdisciplinarios que se utiliza mucho en Capital Federal y no es que ‘Dios atiende en Buenos Aires’ como habitualmente se escucha si no que hace falta gestionar, organizar, ordenar y reunirse para no tener un Hospital anárquico donde cada uno haga lo que quiera.

Existe un lineamiento a cumplir y formar equipos interdisciplinarios donde patologías de salud mental encuentren el apoyo clínico adecuado.

Se puede trabajar en prevención porque lo primero que debe hacer el médico es prevenir porque cuando recomendamos con la medicación ya llegamos tarde.


-¿La depresión tiene que tratarse como una enfermedad?

-Un paciente que no se encuentra bien no rinde en la faz laboral, tampoco en una relación de pareja y en ningún lado. Hablemos de enfermedades y actualmente la depresión es una patología que la medican, lleva un tratamiento de 6 meses, el acompañamiento con un psicólogo, todo un equipo atrás para sacar a esa persona adelante.

Al respecto, Chivilcoy tiene la tasa de suicidio más alta de la provincia de Buenos Aires que termina haciendo un efecto de escalera y en mi ciudad es inadmisible.

-¿El desempeño de los Centros de Atención Primaria?

-Se necesita difundir más a los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) porque la ciudadanía desconoce en los que se vacuna, los médicos que están atendiendo las diferentes especialidades en relación a días, horario y la manera de sacar turno. Como la gente desconoce los días y horarios de atención de un profesional en un CAPS asisten al Hospital porque saben que de una forma u otra le resolverán su problemática aunque de esa manera termina colapsando y post pandemia quedó muy atacado porque muchas empresas cerraron, personas que perdieron el trabajo y en consecuencia sin obra social, así que cuando precisa atenderse concurre al Hospital porque la consulta del privado es cara y ese dinero le significa el almuerzo, cena o la medicación. Son pormenores que suelen pasarse por alto pero son importantes porque las patologías como el asma y diabetes son muy caras y si bien hay cobertura, la burocracia es enorme para acceder a ésta. En mi caso, tengo dar varias muestras médicas a gente que no puede comprar un medicamento y por la economía se termina descuidando la salud cuando en nuestro país no debería suceder algo semejante.


-¿Cómo puede resolverse la falta de médicos y enfermeros?

-La falta de médicos es un tema complejo, en el Sanatorio tampoco teníamos y fue una cuestión de sentarnos a pautar ciertas formas de trabajo pero a cambio un dinero que convenga a los profesionales. Si se plantea la situación y el número les cierra concurrirán a trabajar, buscando muchas veces al mejor postor concurriendo a otras ciudades donde les pagan mejor y con los enfermeros no puedo más que destacar su labor porque tienen una vocación enorme pero su gran trabajo no se ve reflejado en el recibo de sueldo que perciben cuando sin los enfermeros los hospitales no existirían porque terminan, en varias ocasiones, haciéndose cargo de muchas cuestiones que no competen al enfermero en sí.

En cuanto a los horarios, los médicos trabajan mucho y llevan a perder capacidad de reflexión, de trabajo porque se debe actuar rápido, de la misma manera que sucede con el enfermero, llevando a que se genere un ambiente laboral que no sea del todo aceptable porque con el correr de las horas, la falta de sueño provocan que el humor ya no sea el mismo.


-¿La principal preocupación de los vecinos en materia de salud por dónde pasa?

-Pasa por la guardia externa que está colapsada, a veces hay un solo médico que atiende a las personas muy rápido, en mi caso me toca estar de los dos lados y se que es difícil que un solo médico pueda atender tantos pacientes porque somos seres humanos así que el camino a seguir es agrandar la guardia externa con una sala de espera donde el paciente no se ponga nervioso por esperar afuera y proponer a los profesionales una mejora salarial.

La cápita más grande de PAMI la absorbe el Hospital y una sala de espera con 20 o 30 pacientes, pero el nosocomio está colapsado diariamente por patologías respiratorias. Pasar y observar personas esperando afuera y tiritando con 38° de temperatura convierte a la guardia en ineficiente funcionando merced a que las personas que allí trabajan aportan a diario la vocación y el amor que tienen para que funcione de la mejor manera posible resultando muy cansador para los trabajadores.






Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page