“Las medidas que se tomaron me parecen correctas porque en ese horario la gente no tiene que salir"

El propietario de la agencia de Remises ‘Rucache’, Javier Gallo visitó los estudios de Radio del Centro donde se refirió a la manera de desenvolver su actividad laboral en un contexto de pandemia, teniendo en cuenta que el transporte de pasajeros también fue una de las actividades esenciales.

El empresario dijo que a su agencia no le afectará la restricción horaria 1 a 6 porque de hecho ya están cortando a la 1 y retoman con los viajes por la madrugada para transportar a trabajadores o personas que deben tomar un colectivo o el tren.

En relación al remise dentro del aislamiento social, preventivo y obligatorio señaló: “Fue muy complicado a mediados de marzo cuando surgió lo relacionado al aislamiento, poder ordenarnos respetando siempre los horarios que bajaban a nivel nacional. Estuvimos cerrados algunos días porque eran varias las personas con temor a continuar trabajando, luego se volvió a abrir”.

“El remis está acostumbrado a trabajar durante 12 horas así que hicimos varios turnos para que todos pudieran trabajar, pero fueron muchos meses complicados”, consignó.

E indicó: “Bajó la carga horaria por la merma de casi el 70 por ciento del trabajo en bruto que teníamos. Pasamos de hacer 30 viajes a hacer 5, realmente no podíamos subsistir y por eso se bajó la carga horaria para que rinda un poco más la cantidad de viajes”.

“Abril, mayo y junio fueron meses complicados hasta noviembre. Fueron varias las personas que decidieron retirarse y el estado estuvo presente con el IFE, no fue el caso de la empresa que no recibí ningún ATP ni nada por el estilo”, puntualizó.

-¿Cómo se manejan entre la 1 y las 6 de la mañana?

-Los comercios están abiertos hasta las 1 y es el horario hasta el que trabajamos. Luego abrimos nuevamente a las 4 o 5 para acomodarnos a las medidas vigentes teniendo en cuenta que no se puede llevar gente cuando está todo cerrado.

Entre la 1 y 6 de la mañana si estamos trabajando es con personas que deben concurrir a la terminal de ómnibus o en su defecto, a la estación sud a tomar el tren, son viajes absolutamente justificados. Asimismo, si alguna persona ingresa a trabajar a alguna fabrica en horario matutino, en ese caso se toman los pedidos por la noche y luego se concretan los viajes.

-¿Está de acuerdo con la medida de provincia entonces?

-Sí, las medidas que tomó provincia, y avala nuestro municipio, me parecen correctas porque en ese horario la gente no tiene que salir porque debemos cuidarnos.

Si tenemos la posibilidad de trabajar hasta la 1, aprovechar a hacerlo más después de tanto tiempo de estar cerrados o con poco movimiento. Tenemos 19 horas para poder trabajar.

Nos fuimos adecuando a los horarios propuestos por Nación, Provincia y Municipio en concordancia con la apertura y cierre de comercios, tratando de cumplir con normas que realmente nos favorecen a todos.

-¿Cómo manejan la situación de un pasajero que les pide ir a una zona rural?

-El hecho que se suban un par de pasajeros a un auto y nos pidan ir hasta un campo en La Rica o cualquier otra localidad realmente nos pone en un compromiso porque no podemos llevarlos y si se lo decimos, no entran en razón, es una situación que nos evitamos cerrando a la 1.

Es muy complicado realmente llevar pasajeros o ir a buscar en ese horario porque te pueden mentir expresando que van a la terminal o a la estación sud si le preguntás y en medio del viaje te cambian el destino. Una vez arriba del auto ya se complica no llevarlos.

Por lo tanto, debemos tomar conciencia, un esfuerzo más hasta que venga la vacuna y luego retomaremos la normalidad, son unos meses más para que todo pase.

-¿Fue difícil adaptarse a los cambios?

-Costó mucho hacer entender a la gente que pasaba a viajar de a dos y con todos los protocolos, tenía que colocarse el barbijo, desinfectarse mínimamente las manos antes de subir al auto, hacer lo propio con el dinero. Costó mucho que entiendan y sigue costando en algunos casos.

La protección entre los asientos de adelante con los de atrás no se puede desinfectar de manera constante cuando baja un pasajero y sube otro. El conductor que no tiene esa protección desinfecta de manera constante, teniendo el aislante no se puede hacer y un punto en contra que posee.

-¿Cómo fue el mantenerse con ingreso?

-Tuve que sacar créditos para seguir cumpliendo con todos los compromisos adquiridos como salariales, alquiler, monotributo, ingresos brutos porque si te atrasás se complica. No hubo ninguna compensación y tuvimos que dar respuesta a esos compromisos, ahora cuesta remontar para salir de ese empeño en el que nos metimos.

-¿Y el modelo de los autos?

-La Municipalidad permitió continuar trabajando a los remises cuyo modelo de automóvil vencían este año, un gesto que destaco porque cuesta mucho actualmente cambiarlo. Lo único que se desinfectó poco y en plena pandemia se tendrían que haber intensificado justamente esa desinfección.

Hay créditos accesibles del Banco Provincia, en los requisitos pero en la forma de pago son complicados. Debería existir alguna ayuda por parte del estado para poder cambiar los modelos de automóviles sino se hace muy dificultoso, que además es necesario por una cuestión de seguridad para el conductor y pasajeros.

-¿Hubo altas y bajas en el plantel durante 2020?

-Desde que empezó la pandemia fueron quince las personas que perdimos con sus automóviles que no volvieron más, nos quedamos con seis y luego se fueron sumando algunos más. De tener 35 autos, nos quedamos con 22. Algunos de las personas que se fueron forman parte del grupo de riesgo, otros consiguieron trabajo en otro rubro. La mayoría se alejó por la edad o alguna complicación de salud ante el temor del Covid. Después de una trayectoria de 20 años fue arrancar prácticamente de 0 fue complicado.

Algunas de esas personas que se sumaron a nuestro plantel estaban trabajando en otro rubro que cerró, no se reactivaba y decidió agarrar su auto particular para ponerlo a trabajar aunque sea para salvar los gastos de su casa.

-¿Los habilitaron sin problemas para trabajar?


-Teniendo toda la documentación en condiciones más VTV se habilita rápidamente, aunque en caso de no tenerla y tampoco el seguro tendrían que darle plazo porque es una persona que no tiene trabajo y por lo tanto, es contradictorio pedirle $ 10 mil de una para que pueda comenzar a desempeñar la tarea laboral.

-¿Cómo anduvieron con el virus?

-Dentro de estos diez meses no tuvimos a ninguno de los integrantes de nuestro plantel contagiado, solamente uno pero en Buenos Aires por motivo de las fiestas de fin de año y se encuentra aislado en su casa. En la faz laboral, no se contagió ninguno.

-¿Los viajes a otras ciudades?

-Nunca viajamos afuera. En realidad, una sola vez se fue a buscar a una persona que había viajado y quería retornar a la ciudad. Sí recibíamos consultas de manera constante pero optamos por no ir a buscar más a nadie ni llevar a otra ciudad. Tomamos esa decisión por las complicaciones tanto sanitarias como asimismo por los controles que imponía cada ciudad. Otros no lo hicieron, pero en nuestro caso sí.





No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: