Mauricio De Marzi: “El impulso del desarrollo de muchas vacunas es esperanzador"

El Bioquímico e investigador del CONICET, Mauricio De Marzi fue entrevistado por ‘La Mañana del Centro’ donde se refirió a la posibilidad de poder tener una vacuna prontamente contra el Covid-19 y acerca de su efectividad.

En relación a trabajo particular, De Marzi manifestó: “Estamos trabajando muchísimo desde el inicio mismo de la pandemia, de forma diferente en relación a la tarea que veníamos realizando pero no paramos nunca y de hecho, trabajando prácticamente las 24 horas del día”.

“No solamente tengo el trabajo de investigador sino que también hago gestión en Universidad así que es doble carga”, mencionó, y agregó: “pero las cosas se complicaron y tuvimos que ir adaptándonos a una nueva forma de vida donde la virtualidad ocupa una parte muy importante”.

-¿Qué nos puede decir de las diferentes vacunas para hacer frente al Covid?

-Tenemos vacunas de diferente origen no solamente de países diferentes sino de un mismo país pero de diferente laboratorio.

A su vez las distintas vacunas tienen diferentes principios en su formulación y actuarán de esa manera. Es muy prometedor que haya tantos desarrollos en paralelo, tantos grupos de investigación o empresas de biotecnología trabajando a un ritmo que es muy importante.

-¿Podemos tener una vacuna en un corto período de tiempo?

-Realmente llama la atención porque hay vacunas que tardaron décadas en ser desarrolladas, tenemos muchas patologías que conocemos desde hace tiempo y no contamos con una vacuna.

En el caso particular del Covid-19 es un virus nuevo o la evolución de un virus conocido y hay un montón de cuestiones que se conocen en su comportamiento pero otras que son nuevas y las estamos empezando a conocer.

El impulso del desarrollo de muchas vacunas es esperanzador aunque pero es difícil determinar si en diciembre estarán listas para aplicar, en marzo o en otro momento.

-¿Cuándo podrán estar las vacunas en condiciones de aplicarse?

-Esta clase de vacunas tendrán que superar la fase 3 en relación a establecer su origen, tener resultados confiables, proteger al 50 por ciento de la población y una serie de requisitos al tener que someterse a ciertos controles internacionales y aprobadas por la ANMAT en relación a las que vengan al país. Existe todo un proceso que se está acelerando como nunca pero debe cumplirse. Soy muy optimista, pero no podría arriesgar tiempos.

-¿La vacuna rusa genera desconfianza?

-La vacuna rusa generó desconfianza en muchos ambientes porque sabemos mucho menos de los procedimientos empleados, pero la vacuna rusa tiene el mismo principio y fundamento que la de Oxford, tendrá algún excipiente diferente pero es un desarrollo paralelo y similar. Desde el punto de vista del desarrollo biotecnológico podríamos tener la misma desconfianza en ambas vacunas.

Ocurre que occidente, Europa, Estados Unidos, el mundo más cercano a nuestra idiosincrasia, el ambiente científico de esos países tiene un intercambio constante, se conocen, hay cierta confianza y trayectoria.

En el caso de los rusos, que desarrollaron esta vacuna que estaría en fase 3 es muy reconocida, la ciencia de ese país siempre fue buena pero guardan un poco más de información que el resto, pero tengo entendido que estarían presentando toda la información que avala la seguridad y eficiencia de la vacuna a la Organización Mundial de la Salud. Todos los desarrollos que están avanzando son bienvenidos y con el tiempo comprobaremos el que funcionará mejor.

-¿Con la vacuna se termina el Covid?

-No, tendremos unos años más de Covid, no al nivel que estamos viviendo ahora, pero la gripe sigue existiendo y tenemos que vacunarnos todos los años donde cada tanto surgen brotes de gripe que son peores que los anteriores, de repente estamos 10, 15 años tranquilos con la situación controlada, aunque año a año hay millones de casos en el mundo y miles de muertos por la gripe, aún con la vacuna porque en ocasiones la gente no se la aplica y hay zonas difíciles de acceder.

El Coronavirus, como muchos virus, tiene un período de adaptación al ser humano y el ser humano se adaptará al Covid con el tiempo. La vacuna puede adelantar ese proceso pero no evitará que siga estando porque se precisa llegar a un porcentaje de la población muy alta para disminuir en forma muy efectiva la cadena de transmisión.

-¿Cómo analiza la efectividad de la vacuna?

-Cuando hablan de una efectividad de la vacuna del 90 o 92 por ciento, hay que comprobar bien a qué se refieren si a que el 92 por ciento tienen respuesta inmunológica contra el virus ya que es muy diferente decir que el 92 por ciento de los vacunados no se infectan ante la presencia del virus.

-¿Qué permitirá la vacuna?

-Muchas veces las vacunas no evitan la infección lo que hacen es disminuir las consecuencias negativas y nos permite cursar una enfermedad mucho más benigna.

La vacuna no provocará la desaparición del Coronavirus aunque sí mejorando la situación general y la situación de pandemia pase a una endémica, mientras que, con el paso del tiempo pase a ser una patología más pero dista mucho de decir que desapareció el Covid.

Hasta ahora las vacunas controlaron un montón de patologías pero la única infección que desapareció merced a la vacuna fue la viruela.

-¿Aún con la vacuna habrá que tomar precauciones?

-No es para alarmar que la situación será desesperante y viviremos encerrados, aunque el próximo año aún con vacuna tendremos que seguir tomando ciertas precauciones como el lavado de manos, uso del barbijo, distanciamiento social.

No se pueden bajar los brazos tan rápidamente porque primeramente debe llegarse a un porcentaje muy alto de la población para cortar la transmisión e ir aprendiendo cuan efectiva es.

-¿Se colocaría la vacuna?

-Sí, porque efectos adversos tienen todos los medicamentos y de hecho, se está desarrollando un producto como una vacuna para aplicar a todo el mundo, los humanos tenemos variabilidad genética y no todos reaccionaremos de la misma manera.

Hay que tener en cuenta la relación costo – beneficio. Aún con algún efecto adverso, eliminará o disminuirá el contagio y por ende, la mortalidad…así que no lo dudaría. Una vez que la ANMAT da el visto bueno no hay motivo para no vacunarse.

-¿Tendremos que seguir esperando un poco más por la vacuna?

-Entiendo que muchas veces la ansiedad gana cualquier claridad pero la realidad es que las vacunas son desarrollos que normalmente demandan mucho tiempo, pero actualmente se está trabajando de una forma impresionante en todo el mundo contribuyendo en diferentes aspectos, por lo tanto aquello que se está logrando a casi un año de detectar el comienzo del virus es maravilloso porque hay avances que nunca antes fueron logrados ante una patología.

Es una esperanza pero a veces hay que tener cuidados cuando se habla de plazos. Si me dicen que en julio del próximo año está yo firmo, ojalá que esté antes y estimo que será antes.

Todos estamos ansiosos para retomar actividades normales pero es lo que nos toca vivir y hay que seguir adelante en estas circunstancias. Las cosas mejorarán porque la humanidad superó muchísimas pandemias previas, sin vacunas ni nada y ahora estamos parados con muchas herramientas, asimismo armas mejores en relación a otras pandemias.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: