Micheli: “Resolvimos convocar a esta jornada nacional de lucha que contiene una serie de reclamos"

La Conducción Nacional de la CTA Autónoma se reunió para hacer un balance del año y poner en debate lo que para todas las provincias son los problemas que están atravesando las trabajadoras, trabajadores y el pueblo en general.

En este contexto se resolvió, por unanimidad, llevar adelante una jornada nacional de lucha el día jueves 17 de diciembre.

Entrevistado en Radio del Centro, Pablo Micheli el secretario general de la CTA Autónoma señaló: “Lamentablemente no encontramos interlocución en el gobierno nacional y la conducción nacional, todos los secretarios y secretarias generales reunidos en plenario, resolvimos convocar a esta jornada nacional de lucha que se expresará en las capitales de provincia y en Buenos Aires hacia el Ministerio de Trabajo”.

“Una jornada que contiene una serie de reclamos como la exigencia de un aumento de emergencia a los jubilados y jubiladas, un incremento de emergencia a los trabajadores y trabajadoras; entendemos que quitar el IFE (Ingreso Familia de Emergencia) fue un error tremendo porque hubo muchísima gente, millones de argentinos, que estaban necesitando de esa ayuda del estado”, puntualizó el dirigente sindical.

En tal sentido, subrayó: “Sacar ahora esa ayuda, en un momento complicado que estamos atravesando, es un error y consideramos que el gobierno debería rever esa situación, repensarla porque no se entiende como un gobierno peronista, nacional y popular vaya a dejar que la gente pase las fiestas en condiciones de mucha angustia con todo lo que venimos pasando en los últimos cuatros años y tras cartón la pandemia”.

“El gobierno no escucha otras alternativas, por eso el tema de la interlocución no es un detalle menor sino importante para estar cara a cara con el gobierno y presentar un determinado proyecto”, espetó.

Seguidamente, expuso: “De acuerdo al relevamiento realizado por los equipos técnicos de la CTA –A el 80 por ciento de las familias argentinas se encuentran endeudadas, eso implica que deben alguna boleta de luz, alguna boleta de gas, posponiendo los pagos para después de la pandemia porque el gobierno tomó la correcta de medida de permitirlo, pero ahora se acumuló todo”.

“Si el gobierno quita un beneficio como el IFE debe tener pensada una alternativa y a nuestro parecer es el ingreso básico universal que se está discutiendo en muchos países del mundo, significando un piso mínimo del que los argentinos no podrían estar por debajo”, esgrimió Micheli, y agregó: “Una cantidad de dinero que debería ser superior a un salario mínimo, vital y móvil que está muy bajo, garantizando que nadie esté en el umbral de la pobreza”.

“Ni escucharon la alternativa y directamente por aquella reunión que tuvo Guzmán con el Fondo Monetario Internacional (F.M.I.) aunque aducen no condicionará realmente no lo creo porque es lo que hacen con todos los países y de hecho el F.M.I no ayudó a resolver los problemas de la población en ninguno”, enfatizó.

Acto seguido, Micheli expresó: “Estamos solicitando un aumento no un bono porque éste representa una ayuda muy coyuntural que se esfuma en una semana, igualmente que el aumento del 5 por ciento a las personas jubiladas”.

“Pretendemos un incremento de emergencia al sueldo y permita subir la base del cálculo para la movilidad jubilatoria que acaba de aprobarse en diputados. Se aplica una movilidad jubilatoria sobre una jubilación mínima de $ 18 o $ 19 mil, el porcentaje que se aplique dará una cifra muy ínfima, pero de subir la base del cálculo y se lleva la jubilación mínima $ 25 mil con un aumento importante”, precisó.

Aunque aclaró: “No estamos hablando de ajustar a los que ganan $ 50 mil de jubilación, que no es demasiado tampoco pero comparado con la jubilación mínima parece inalcanzable. Estamos hablando de $ 25 o $ 30 de piso y a partir de ahí aplicar la movilidad jubilatoria”.

En relación al congelamiento de tarifas, Micheli remarcó: “Están circulando informaciones expresando que el gobierno estudia aumentos en telefonía móvil, Internet y en el cable, pero me pongo a pensar cuáles son las empresas que más ganaron durante la pandemia porque en la pandemia parecería que perdieron todos pero en realidad perdemos siempre los mismos: los jubilados y trabajadores, la clase media baja y parte de la clase media”.

No obstante, apuntó: “siempre hay un grupito de empresas que ganan y son los sectores ligados a Internet porque se utilizó muchísimo durante el aislamiento, por lo tanto no se le puede otorgar un aumento a una tarifa que ya venía elevada. Estaban hablando de un 40 por ciento en la telefonía celular; aparentemente, intervino Cristina Fernández de Kirchner y el aumento no saldrá”.

“Asimismo hablar de aumentar las tarifas eléctricas, de gas, es otro absurdo porque durante cuatro años estuvieron dolarizadas y este año el gobierno las congeló, que lógicamente celebro medidas de esas características y haya prohibido que si la persona no podía pagar le cortaran los servicios”, esbozó.

En tal sentido, aseveró: “Declaran a la telefonía móvil, internet y cable servicio público y lo aumentan, por lo tanto no se puede utilizar, aunque tampoco por carecer de los artefactos debido a que no todas las familias tienen computadoras. En lugar de beneficiar a las empresas que vienen ganando bastante con las tarifas dolarizadas de un tiempo a esta parte deberían colaborar para que el estado regale una computadora a cada familia que no tiene”.

A continuación, Micheli manifestó: “Dicen que hay muchos trabajadores del estado, que no lo creo bajo ningún punto de vista pero sí existe una mala instrumentación de la política y éstos deben cumplir un papel teniendo a los poderes ejecutivos como responsables de hacerlos cumplir”.

“A partir de sus empleados, los poderes ejecutivos podrían implementar un control de precios en el país cuando todos sabemos que ‘nos están arrancando la cabeza’”, exclamó, y sostuvo: “Me da mucha bronca que estas cosas ocurran en un gobierno peronista porque peleamos mucho para que este gobierno gane las elecciones, estamos con la esperanza que haya un giro y se empiece a entender que la economía no se recupera si no es a partir del consumo, no existe otra forma”.

Micheli consideró que las charlas que mantuvo el gobierno con distintos sectores fueron ‘reuniones muy informales, se discuten algunos temas pero nunca se concretan’.

“No tiene que quedar únicamente en una foto de los gobernantes con las organizaciones sindicales y sectores empresariales discutiendo el tema de la pobreza, se necesita actuar y resolver en un país con tanta riqueza como el nuestro, no podemos tener tanta cantidad de chicos pasando necesidades”, soltó, y culminó: “Toda la sociedad debe reaccionar porque con esta cantidad de pobreza la perspectiva para los jóvenes a futuro es muy crítica”.


No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: