top of page

“Una herramienta para que el Ejecutivo pueda cerrar negocios en el mercado internacional de vacunas"

La Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires sancionó la ley que autoriza al gobernador Axel Kicillof a comprar vacunas contra el coronavirus para "fortalecer" la campaña de vacunación ante el incremento de contagios en el marco de la segunda ola del virus.

La iniciativa, aprobada la semana pasada en Diputados, fue sancionada por unanimidad en el Senado, en el marco de una sesión especial a la que convocó la vicegobernadora provincial, Verónica Magario.

La iniciativa faculta al Poder Ejecutivo bonaerense, a través de los Ministerios de Salud y Jefatura de Gabinete, “a adoptar medidas tendientes a la adquisición de vacunas durante la vigencia de la emergencia sanitaria, declarada mediante Decreto N° 132/2020, ratificado y prorrogado”.

A este respecto, consultamos al Senador del Frente de Todos, Gustavo Traverso para conocer más acerca de la reciente ley sancionada.

-¿Qué implica la ley para comprar vacunas?

-Es una herramienta, construimos el andamiaje jurídico, administrativo e institucional para que el Poder Ejecutivo sea el gobernador o a través del jefe de gabinete o del ministro puedan cerrar negocios en el mercado internacional de vacunas para los habitantes de la provincia de Buenos Aires. No es que mañana automáticamente llegarán vacunas sino que está la posibilidad de generar contratos. Existen conversaciones con seis laboratorios, esperamos tener resultados positivos en el corto o mediano plazo.

-¿Podrá comprar y distribuir?

-El gobierno de la provincia de Buenos Aires viene desde mayo de 2020 haciendo gestiones para conseguir vacunas y cada vez que obtuvo alguna ventana de oportunidad, cedió al gobierno nacional para que éste distribuya equitativamente en todo el país.

Tenemos dos situaciones para analizar. Ya en Argentina tendremos un piso de vacunados importantes como el sector salud, adultos mayores, adultos con comorbilidades, de ahí en más las provincias pueden tomar criterios epidemiológicos propios.

-¿Qué criterios?

-Por ejemplo, se decide que la fábrica de calzados de Chivilcoy es de característica estratégica, la provincia hace un operativo de vacunación a sus empleados definiéndolo por criterio propio o los portuarios o empleados de las escuelas.

La provincia definió al sector docente como estratégico y avanzó en esa dirección vacunando a 12 mil docentes. Podría completarse la plantilla docente y personal auxiliar porque entendemos que podemos recuperar la presencialidad es lo que permite tener la autonomía.

-¿La vacunación se extenderá en el tiempo?

-Viene para largo, llegará 2022 y tendremos campaña de vacunación, posteriormente habrá un cuasi calendario. Los operativos de vacunación dentro de un año esperemos que sean el recuerdo de una pesadilla todo lo relacionado a la pandemia y la vacuna estará en los circuitos tradicionales como hospitales, farmacias como sucedió después de 2009 con la vacuna anti influenza o anti gripal. Esperemos que el mal recuerdo de la pandemia del Covid-19 empiece a partir del próximo año y por lo tanto, la provincia debe contar con todo el andamiaje jurídico – administrativo y comercial puesto en órbita porque ya podrá comprar vacunas propias.

-La oposición fue muy crítica en relación al operativo, a las prioridades de la vacunación… ¿acompañó la sanción?

-La oposición en Argentina es crítica en los medios de comunicación, cuando tiene que sentarse en una mesa no hay argumentos para negarse. Después dicen que también a los privados, a los municipios, a las ONG, empiezan a querer ir por más con situaciones y andamiajes que rozan lo ridículo o sí a Matías Almeyda porque acá se mezcla todo.

En esta ley en particular nos acompañaron y estamos agradecidos por ello.

No obstante, en función de conseguir un voto más o un voto menos se puede desinformar a la gente dentro de la pandemia y lo ocurrido con el caso Almeyda fue terrible porque con la intención de causar un daño al gobierno se desinformó y manejó muy mal, hay que ser responsables porque podemos ganar o perder elecciones pero no empujar a la gente al abismo. Hay que ser responsables en el mensaje que se transmite.

-¿En pandemia se pudo avanzar?

-El país tuvo enorme avances igualmente que la provincia pero no son noticia. Decir que está creciendo la industria de la construcción no es una noticia, no vende y sí los 40 mil casos que es un horror se estén registrando. No vende la posibilidad de llegar a un acuerdo con el Club de París y Fondo Monetario, hay un montón de avances como la restructuración del paquete de mega deuda externa que nos dejó Macri con los bonistas, el año anterior fue titular un día cuando se trataba de una enorme noticia al sacarle 43 mil millones de dólares de peso en la mochila de los argentinos, pero entendemos que en el medio de la emergencia de una pandemia no se habla más que de ello.

-¿Qué parecer tiene con respecto a dirigentes que están en campaña?

-La democracia permite expresar a cada uno aquello que queremos y armar los partidos políticos que queremos, pero hay que hacerlo con responsabilidad y con respeto. Algunos se ponen contentos si al gobierno le sale algo mal, después se puede estar de acuerdo o no.

A mí me da mucha pena ver a Florencio Randazzo en relación a la actitud que tiene hoy para con el gobierno y con quien hace cuatro años fue su jefe de campaña como Alberto Fernández nuestro actual Presidente.

Conocí mucho a Randazzo como diputado, Ministro de Gobierno de Felipe Solá, como Ministro del Interior y Transporte, observarlo en la posición política que se encuentra ahora me genera una profunda tristeza, pero la política es así.

-¿Y Guillermo Moreno?

-Tengo mucho aprecio y respeto por Guillermo Moreno, siento que se equivoca con su postura pero es un hombre grande.

Fueron muy buenos funcionarios tanto Randazzo como Moreno. A Guillermo Moreno era difícil aquello que hacen actualmente los formadores de precio porque tenía una posición mucho más firme, pero el problema está en entender a la política desde la mirada personal y desde los egos personales. Ambos fueron lesionados en su ego porque no fueron aquello que aspiraban a ser o no fueron tenidos en cuenta en determinado momento que los llena de rencor.

-¿Por qué sucede aquello que expuso con Randazzo y Moreno?

-Obedece al lugar desde donde se mire la política y que creemos cada uno, en mi caso entiendo que como legislador soy un instrumento más en un proyecto colectivo, pero cuando crees que estás para presidente pero después no te toca, aquello que no puede hacerse es destruir ese proyecto político.

-¿El Frente de Todos hacia dónde mira?

-En nuestro caso nos encontramos gobernando la Nación y la provincia, tenemos una responsabilidad de gobierno e ir hacia delante, así que iremos hacia delante.

En nuestro caso tenemos el espacio político fortalecido, la unidad no se negocia y afrontaremos la elección legislativa de la mejor forma posible mirando a la cara a los argentinos con la verdad para decir aquello que pasó, pasa y pasará.

-¿Las P.A.S.O. para el Senador Traverso?

-Las P.A.S.O. fueron un instrumento muy importante en un determinado momento histórico donde había una enorme crisis de los partidos políticos que anteriormente a la sanción de las primarias tenían internas cerradas entre el padrón de afiliados que se prestaba mucho a la manipulación y por lo tanto, sectores importantes de los partidos nunca podían acceder a un cargo electivo porque la burocracia política manejaba el padrón, los fiscales, la elección era muy chica, muy cerrada.

Las P.A.S.O. amplió y generó una profunda democratización en el sistema político especialmente en los distritos.

Fue una gran herramienta en determinado momento pero en la práctica sirve para dirimir internas en el territorio pero no para las candidaturas a Presidente, a Diputados, Senadores, Gobernadores porque siempre hay acuerdo. Por lo tanto, se monta una mega estructura nacional para dirimir internas en una ciudad.

-¿Cómo debería funcionar a futuro?

-Es una herramienta que debe transformarse a partir de aprovechar la experiencia colectiva de las primarias que sirvieron pero desenganchar de la elección nacional promoviendo otros mecanismos o hacerlas únicamente en los distritos que se necesite dirimir candidaturas. Son cuestiones que ameritan un debate político pero no en un año electoral debido a que no se puede modificar un escenario de un día para el otro.

No obstante, en este año de pandemia considero que no deben hacerse las primarias teniendo en cuenta el desconocimiento de la situación epidemiológica para movilizar millones de personas a votar en septiembre.

-¿La situación epidemiológica de Junín?

-La situación es muy delicada, hoy reportaron 150 casos que es record total en la historia de la pandemia que es una enormidad.

El intendente municipal nunca aplicó las restricciones que establecía la provincia siempre corría el arco un poco más allá. El intendente la llamaba fase 3 flexibilizada y nos llevó al descenso, hoy estamos en Fase 2 e incluso hasta con la posibilidad de retroceder también porque los casos no bajan. Incluso hasta tres días antes de caer en Fase 2 seguían promoviéndose actividades que la provincia prohibía.




Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page