Mariano Barbieri “Cuando se retome la competencia esperamos tener un buen campeonato para poder luch

El futbolista chivilcoyano, Mariano Barbieri, se encuentra en este momento en Chile pero no en aislamiento obligatorio.

Este año el atacante recaló en San Luis de Quillota para jugar el torneo de la segunda división del país trasandino con la intención de poder llevar a su nuevo equipo a la Primera División de aquel país.

Unicamente pudo disputar cuatro fechas con su nuevo equipo hasta que la competencia se suspendió a partir del avance del Coronavirus.

En este momento se encuentra viviendo y entrenando en Chile a la espera del reinicio del campeonato que cuenta con varios equipos reconocidos del fútbol chileno.

“Estoy sobrellevando esta situación con un poco de intranquilidad porque en Chile la cuestión se complicó bastante al no hacerse cuarentena obligatoria, por lo tanto, de 400 o 500 contagiados pasó 2.600”, exclamó Barbieri a La Campaña.

Asimismo, expresó: “Empezaron a tomarse medidas en Santiago decretando cuarentena obligatoria, mientras que, en la re

gión que me encuentro viviendo expresan que sucederá lo mismo”.

“Realmente vivo con mucha incertidumbre por no saber qué pasará”, señaló el futbolista, y agregó: “Si bien en mi comuna hay 35 casos, hasta el momento no tenemos aislamiento obligatorio, únicamente el toque de queda desde las 22 hasta las 5 decretado para todo el país”.

“En la parte deportiva tampoco sabemos qué sucederá, supuestamente a principios de junio íbamos a volver a entrenar en grupos, con un protocolo sanitario pero al existir tantos casos se pasó para el mes de julio”, manifestó Barbieri.

En relación a la forma de entrenar, comentó: “Tenemos una rutina semanal que va pasando el profesor todos los días a la mañana, dos o tres veces por semana la hacemos a través de Zoom”.

“Como el aislamiento no es obligatorio en mi comuna, algunos días salgo a correr para hacer algo diferente y no estar tan encerrado; al tener dos compañeros de equipo viviendo en el mismo edificio me junto con ambos para poder entrenar diariamente”, esbozó.

A este respecto, añadió: “Lo único que nos solicitan para salir a entrenar en la vía pública es el barbijo, si bien no hay un control estricto en tal sentido igualmente es por una cuestión de protección personal”.

Con respecto al último tanto que convirtió, recordó: “Un martes cerrando la fecha tuve la oportunidad de convertir un gol en el minuto ’90 para empatar el partido y quedó como el último sudamericano en convertir un tanto pero es solo una estadística”.

“Actualmente se desconoce una fecha para el regreso de la competencia, es un día a día constante. Se mencionó una fecha para retomar el torneo, pero se canceló y pasó para más adelante en el tiempo”, dijo.

Además, consideró: “Supuestamente el campeonato puede regresar en septiembre pero es esperar a que la situación sanitaria se mejore”.

“La categoría se está tornando muy competitiva y me motivó jugarla no solamente la parte económica sino tener al mismo técnico que me dirigió en Calera, junto a algunos compañeros de aquel equipo”, consignó el jugador chivilcoyano.

E indicó: “En Iquique tuve muchas lesiones y puse en la balanza el hecho de bajar de categoría para poder jugar muchos partidos, estoy conforme con la decisión más el rendimiento que venía mostrando el equipo en las primeras fechas del certamen”.

“Cuando se retome la competencia esperamos tener un buen campeonato para poder luchar por el ascenso”, puntualizó, y ratificó: “La idea del club es llegar a la Primera División, se armó a tal efecto un equipo bastante competitivo y pese a este parate seguimos entrenando con la ilusión que el fútbol regrese”.

Al pedirle una comparación del fútbol argentino con el chileno, analizó: “El futbol chileno en relación al argentino es menos intenso, hay un menor roce físico y noto a los jugadores chilenos más dispersos pudiendo sacar un poco más de ventaja en tal sentido”.

“Tácticamente en Argentina los jugadores tienen más picardía dando mucha importancia también al cero en su arco y después convertir un gol en el arco de enfrente. En Chile se hacen los partidos más de ida y vuelta, con muchas distracciones”, esgrimió.

En relación a la faz personal, amplió: “Tenía que recuperar confianza, luego de un 2019 que no fue el mejor por diferentes motivos, agarrar ritmo futbolístico, tomé una opción correcta y aguardando que se retome el torneo para hacer una buena campaña tanto en lo grupal como en lo individual”.

“Estoy muy feliz de hacer lo que me gusta, poder vivir del fútbol, tengo que seguir progresando y creciendo como jugador, ojalá así suceda de mi parte lógicamente que haré todo lo posible por conseguirlo”, subrayó.

“En este momento hay que priorizar la salud ante una situación muy atípica que nos agarró de improviso, pero el fútbol se extraña”, espetó, y se ilusionó: “En Europa se retomaron algunas ligas, particularmente me genera alegría y ansiedad el tener la expectativa de poder volver a jugar prontamente”.

“El inconveniente que también tenemos para que regrese más rápidamente el fútbol es la estación del año porque en Europa está llegando el verano y en nuestro caso, estamos ingresando al invierno que nos juega una mala pasada”, reflexionó.

Preguntado si en Chile podría retornar el fútbol sin público, Barbieri precisó: “En Chile puede jugarse tranquilamente sin público porque el ingreso más importante que tienen los clubes es por la televisión, la mayoría se sostiene con ese recurso teniendo en cuenta que los equipos no tienen tanta convocatoria como el fútbol argentino que sin la gente sería muy difícil”.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: