Javier Schefer “Estamos yendo contra nuestros ingresos porque de 40 o 50 turnos pasamos a tener 10 o


Los integrantes del Comité Institucional de Crisis Sanitaria se reunieron, el pasado luens, con los representantes de veinte gimnasios y centros de danza de nuestra ciudad con el fin de coordinar acciones para el momento en que se autorice la reanudación de dichas actividades.

Atendiendo las solicitudes de uno de los sectores afectados por la pandemia COVID-19, el intendente Guillermo Britos, junto al resto de los integrantes del Comité y funcionarios municipales, convocaron a este encuentro, el cual se desarrolló en el CUCH, para abrir el canal de diálogo y trabajar en forma en conjunta.

Para conocer más en relación a los temas que fueron tocados en esta reunión, ‘La Mañana del Centro’ entrevistó a Javier Schefer, responsable de ‘Scorpions Gym’.

En principio, Schefer relató a Radio del Centro: “Estamos manteniendo reuniones desde el 23 de abril, reuniéndonos con diferentes miembros del comité e incluso con Juan Curcio de la Dirección de Producción”.

“Hicimos un grupo con todos los profesores de gimnasios para conocer la realidad de cada uno y estamos todos en la misma”, dijo, y advirtió: “La situación es desesperante porque hace setenta días que tenemos los gimnasios cerrados pero debiendo afrontar alquiler, los gastos fijos y el ingreso mermó a un 5 por ciento”.

“Si bien podemos trabajar de manera online, muchas personas no pueden realizar la tarea de esta forma o no cuentan con los medios necesarios tanto por no poseer Internet como carecer de un buen teléfono celular o simplemente no le gusta desarrollar sus clases de esta manera porque la verdad que es bastante difícil, además mes a mes merma la cantidad de alumnos porque no agrada esta metodología”, esgrimió.

Asimismo, agregó: “Planteamos las diferentes situaciones y llegamos a esta reunión general para conocer si podía existir alguna flexibilización u obtener alguna ayuda porque nuestra actualidad es muy compleja”.

“Entendemos que a nivel municipal no se puede hacer nada porque existe un decreto presidencial prohibiendo se habiliten los gimnasios, bares, restaurantes. Luego se flexibilizó un poco porque a nivel nacional ahora sí se puede, pero no en el orden provincial”, consignó el profesor.

E indicó: “Estamos esperando la nueva etapa de la cuarentena que mencionará el Presidente y si anuncia una flexibilización en las ciudades donde no hay casos, como sucede en Chivilcoy, para que nos permitan trabajar de alguna manera”.

“En la reunión presentamos protocolos de cada disciplina porque no es lo mismo pilates que CrossFit, pileta, danza. Cada especialidad requiere de su protocolo particular”, señaló, y añadió: “Estamos teniendo en cuenta los protocolos que se están utilizando en otras provincias porque en varias los gimnasios ya abrieron sus puertas”.

En relación a esos protocolos presentados, Schefer explicó: “los turnos se dan de manera online, en base a la cantidad de metros cuadrados que tenga cada salón porque la intención es que haya una maquina de distancia cada dos metros y medio. Ya acomodamos todo con un lugar de ingreso y otro de egreso”.

“Cuando ingresa la persona tendrá que firmar una declaración jurada confirmando que no estuvo en el exterior y si estuvo hizo la cuarentena, que no tiene ningún síntoma de COVID y se hace absolutamente responsable en caso que haya contagios”, puntualizó.

Seguidamente, remarcó: “La idea es que puedan flexibilizar nuestros horarios porque si lo hacemos al mismo momento que otros comercios tampoco tendremos posibilidad que concurra gente porque estará trabajando”.

Solicitarán poder abrir de 7 a 10 y de 17 a 21 o 22, y aclaró: “siempre respetando la misma cantidad de horas que los comercios”.

“Los turnos deberán respetarse, una vez que las personas ingresen al gimnasio se higienizaran con alcohol en gel, habrá un trapo sanitizante y se les entregará un rociador”, mencionó

“Cada persona concurrirá a su respectiva maquina de entrenamiento, éste tendrá una duración de 45 minutos y posteriormente se limpiará su lugar”, precisó, y acotó: “Asimismo en esos quince minutos para llegar a la hora tenemos que desinfectar el salón para que luego ingrese el otro turno sin que las personas se crucen entre sí”.

“Estamos yendo incluso contra nuestros ingresos porque de 40 o 50 turnos pasamos a tener 10 o 12, pero es la única manera de tener una pequeña entrada de dinero hasta que la situación pueda mejorarse”, subrayó.

A continuación, espetó: “Tengo mi gimnasio ya preparado, con 17 cuadrantes de 2,5 por 2,5 metros, si el Comité me deja puedo trabajar con esa cantidad de personas o en su defecto la que me permitan.

“Soy muy positivo y espero que la próxima semana ya podamos abrir”, se esperanzó Schefer, aunque reflexionó que, “dependerá también de los cuidados que tengamos como sociedad”.

“Lógicamente está la incertidumbre, como sucedió con otros rubros, en relación a qué cantidad de personas se acercarán a los gimnasios por la parte económica”, sostuvo, y resaltó: “aunque en mi gimnasio trabajo mucho con salud, personas con sobrepeso y obesidad que llevan un tratamiento sí necesitan regresar a llevar a cabo sus actividades porque estamos en contacto permanente”.

Por último, consideró: “Los estudios de danza están más complicados porque hasta que no regresen las clases quizás los padres no se arriesguen a llevar a sus hijos, pero también depende de cada familia y su situación particular”.

Buscar por tags
No hay tags aún.