Jorge Jara Valdez “Por ahora puedo decir que tengo para comer, tengo para pagar los gastos necesario

Jorge Jara Valdez es propietario del gimnasio Declaton, uno de los rubros que desde el inicio mismo del aislamiento social, preventivo y obligatorio (20 de marzo) se encuentra cerrado, aguardando por esa Fase 5 que no llega.

“Estamos viviendo un momento muy complicado, hace cinco meses que no podemos abrir nuestros gimnasios”, lamentó, aunque agregó: “pero siempre pensando en positivo, esperando el momento, preparando todo para lo que se viene”.

“Trabajar sobre cuestiones como el ingreso de las personas cuando se pueda abrir, obviamente vamos a tener un protocolo que ya prácticamente está definido pero tenemos que esperar estar en fase 5 para poder llevarlo a cabo”, señaló Jara Valdez.

Seguidamente, expresó: “En mi caso particular, estoy con la mente siempre ocupada, haciendo cosas, innovando, preparando el gimnasio”.

“En estos momentos estoy pintando, armando estructuras, inventándonos de nuevo. Por ahora puedo decir que tengo para comer, tengo para pagar los gastos necesarios y nada más”, subrayó.

Asimismo, mencionó: “Todo es una cadena, gracias a la inmobiliaria Amado junto al dueño del galpón que se pusieron la camiseta y no me cobraron los meses de abril, mayo, junio”.

“Como estaba haciendo algunas moneditas con trabajos particulares, decidí pagarles la mitad del alquiler porque como decía todo es una cadena, tenemos que ayudarnos entre todos”, puntualizó, y añadió: “Estoy pagando la mitad del alquiler, todos los impuestos, la luz, lo que pueda; si no puedo pagar no pagaré pero por una cuestión de que no tengo plata”.

“Lo que pueda ayudar yo y en lo que me puedan ayudar bienvenido sea, en esta situación tenemos que darnos una mano entre todos, creo que esa es la clave”, consignó.

A continuación, Jara Valdez espetó: “La semana pasada recibimos el subsidio otorgado por la Municipalidad, una ayuda muy importante, que es para pagar cosas”.

“En el caso de nosotros que somos dueños de gimnasios, tenemos otros gastos, yo no lo puedo usar para comer sino que lo tengo que usar para pagar gastos pero todo sirve, no hay que despreciar nada la verdad”, exclamó, y valoró: “Es una ayuda muy importante para mí y para todos nuestros colegas que recibieron los 20 mil pesos”.

A continuación, Jara Valdez remarcó: “Si nos quedamos de brazos cruzados esperando que lleguemos a fase 5 y empezar a trabajar, nos vamos a fundir con los brazos cruzados”.

“En lo personal, no estoy con los brazos cruzados, estoy entrenando, estoy trabajando en lo que es hacer estructuras para gimnasios, otros emprendimientos fuera de lo que es la actividad física. Es una manera de tener sana la cabeza, la mente para que llegue el momento específico”, esgrimió.

E indicó: “Por eso, estoy trabajando todos los días en mi box, soldando, pintando, pensando cómo será la vuelta. Muy ansioso, estoy inquieto. Preparando los cajones, preparando el piso, para mantener mi salud mental intacta”.

“Clases virtuales estoy dando muy poco, muy específico. Sí realizo muchas planificaciones, me mandan un whats app y les paso planificaciones semanales, algunos alumnos me piden que les explique y les mando un video”, precisó, y acotó: “Me manejo de esa manera porque estoy muy ocupado con otros trabajos pero algunos chicos siguen en movimiento y otros no”.

“Para los alumnos es muy difícil mantener el entrenamiento y mantenerse sanos mentalmente, ya no soportan el entrenamiento virtual”, enfatizó, y apuntó: “Lo virtual para mí no funciona, es un momento, podés estar 15 o 20 días pero no se sostiene, una cuota de una clase virtual es $500, ¿cuántos necesito?, se conectan cinco, ¿qué hago con eso yo?, ni un impuesto pago”.

“Lo virtual a mí no me va, hay algunos colegas que les funciona pero en el caso mío no funcionó. Los chicos piden lo presencial”, aseveró.

Jara Valdez también sostuvo que, “Tiene que haber un acompañamiento político desde el gobierno, desde el Intendente y de todas autoridades municipales, para poder trabajar en conjunto. Hay muchísimas cuestiones que se están estudiando y quizás son más importantes que las de nosotros”.

“Aunque nuestra actividad es muy importante, lo que pasa es que me parece que tendrían que tener un poquito más de atención en el sentido de cómo podríamos trabajar a futuro, cuáles serían los protocolos, qué pasaría, ensayar lo que se viene. Eso es lo que propusimos en un momento pero estamos todavía esperando”, soltó, y consideró: “Según mi criterio sería ensayar ahora lo que se viene, con pocas personas, para ver qué pasa”.

“Lo que sucede es que no se quieren jugar o no confían en nosotros. La verdad que tienen que confiar en nosotros porque somos agentes de salud y somos profesionales. Creo que podríamos aportar mucho y daríamos una muy buena solución a los gimnasios”, remató.

Buscar por tags
No hay tags aún.